Ir a contenido

EL NUEVO ARIETE DEL ESPANYOL

El desafío del 'Panda'

Borja Iglesias, el fichaje más caro de la historia perica, debuta en la Liga ante su exequipo

Raúl Paniagua

Borja Iglesias conecta un disparo en el entrenamiento de este martes en Sant Adrià.

Borja Iglesias conecta un disparo en el entrenamiento de este martes en Sant Adrià. / FERRAN NADEU

La ciudad deportiva Dani Jarque respiraba tranquilidad este martes. El Espanyol volvía a los entrenamientos en Sant Adrià después de la victoria ante el Borussia de Mönchengladbach del fin de semana. Algunos pericos se acercaron a la sesión de Rubi, celebrada a puerta abierta, un aspecto que siempre se agradece.

La ilusión se percibe en los sufridos aficionados, que celebran el cambio de aires. El Espanyol es el único club de Primera que ha ganado todos sus partidos de pretemporada, pero el sábado llega la hora de la verdad con el inicio de Liga en Galicia, la tierra de Borja Iglesias, el nuevo ariete blanquiazul.

Apodo rapero

"Este año nos divertiremos más. Con Quique hubo mucha filosofía y poco fútbol. Me alegro de que haya vuelto un técnico de la casa. Todos estamos con Rubi", proclamaba un veterano seguidor mientras veía el entrenamiento con su hijo.

El técnico Rubi sigue las evoluciones de Borja Iglesias en el entrenamiento de este martes en Sant Adrià / FERRAN NADEU

En la sesión Rubi insistía en los movimientos con el balón y hablaba con sus jugadores, entre ellos el sustituto de Gerard Moreno, que se fue al Villarreal por 20 millones. Le espera un duro desafío al 'Panda', apodado así en referencia a un éxito del rapero Desiigner, que causaba furor entre los jugadores del Celta B, en el que Borja marcó 73 goles en 144 partidos. 

Cita en su tierra

El club vigués lo cedió el curso pasado al Zaragoza y allí se salió con 23 goles que le han catapultado al Espanyol, previo pago de la claúsula de 10 millones de euros. Este sábado abrirá la Liga, precisamente, en su tierra. "Es especial para mí. Será bonito jugar con mi gente de cerca y ante mi exequipo", dijo el delantero, que firmó por cuatro temporadas con una cláusula de 28 millones.

"Yo quería crecer y progresar. El Espanyol apostó fuerte por mí y estoy muy feliz aquí"

Nacido en Santiago de Compostela hace 25 años, jugó en las categorías inferiores del Valencia y el Villarreal antes de pasar al Celta, con el que llegó a debutar en Primera en el 2015. Tras un año cedido en La Romareda ha llegado su gran momento. "Quería crecer y progresar. Todos queremos ser protagonistas. Estoy en una plantilla de Primera, que es lo que quería. No busco otra cosa. Mi ilusión es empezar siendo titular y jugarlo todo. El club ha apostado fuerte por mí y estoy muy feliz", reflexiona el ariete. 

Gol con celebración

El primer sueño que está al alcance es estrenarse como goleador en la máxima categoría. Hacerlo ante el Celta tendría un morbo especial, pero Borja no está para demasiados sentimentalismos.

"Lo celebraría. Si lo hago no faltaría el respeto a nadie. En cambio, si no lo celebro faltaría el respeto a mis compañeros, a mi afición y a mí mismo", apuntó el jugador gallego, satisfecho con la buena imagen del equipo en este verano. "La pretemporada es para generar ilusión. Llegamos muy bien y hemos disfrutado mucho, pero tenemos margen de mejora".

Conexión con Darder

Queda claro que si el punta marca en su primer partido oficial con los pericos habrá festejo. Las bajas del rival y el buen momento del Espanyol invitan a ser optimistas, pero Balaídos no será un plaza fácil. La puntería de Borja Iglesias será clave.

También Sergi Darder, su socio perfecto. El club pagó ocho millones al Lyón para hacerse con su propiedad y ya han llegado ofertas de varios pretendientes. "Tiene un gran talento. Tengo facilidad para entenderme con él", concluye el 'Panda', el nuevo artillero perico. 

0 Comentarios
cargando