Ir a contenido

LOS EUROPEOS DE ATLETISMO

El maratón da dos medallas más a España en Berlín

Plata en hombres y bronce en mujeres por equipos, con Javi Guerra rozando el podio (cuarto)

Joan Carles Armengol

Javi Guerra, en el grupo delantero, cruza ante la Puerta de Brandenburgo.

Javi Guerra, en el grupo delantero, cruza ante la Puerta de Brandenburgo. / AP / Michael Sohn

El español Javi Guerra ha repetido el cuarto puesto que ya consiguió en los anteriores Europeos de atletismo con presencia del maratón, los de Zúrich 2014, en la carrera de este domingo en Berlín, donde el equipo español ha añadido dos medallas más a su botín de la semana con los podios por equipos tanto en hombres (plata) como en mujeres (bronce). España eleva así a 10 medallas el balance, a falta de la jornada final de tarde de este domingo.

Guerra, que partía con la segunda marca continental del año (los 2.08.36 logrados en febrero en Sevilla), se ha mantenido en el reducido grupo delantero casi toda la carrera, junto con Jesús España, hasta que el belga Koen Naert se ha ido solo por delante, dejando un rosario de perseguidores que le han escoltado en el podio. Naert ha ganado con récord de los campeonatos (2.09.51) -lo tenia Martín Fiz desde Helsinki 1994-, seguido del suizo de origen eritreo Abraham Tadesse (2.11.24) y del italiano de origen marroquí Yassine Rachik (2.12.09).

El segoviano Guerra, de 34 años, ha llegado visiblemente enfadado a la meta al escapársele otra vez la medalla. Ha entrado cuarto, con 2.12.22, mientras que Jesús España, a punto de cumplir 40 años y en su última competición oficial, ha sido sexto con 2.12.58. El 16º puesto de Camilo Santiago, con 2.17.24, es el que ha hecho posible la plata por equipos (puntúan los tres primeros de cada país), solo por detrás de Italia.

Aniversario de Fiz

Con un título europeo júnior de cross por toda tarjeta de presentación, Naert, de 28 años, derrotó a los favoritos en una carrera que se rompió en el último tercio.

A las 10.00 horas tomaron la salida en la 'Milla de Europa' los 66 corredores del maratón masculino por un recorrido distinto al del clásico maratón de Berlín que ha arrojado siete récords mundiales masculinos -incluido el vigente de Dennis Kipruto Kimetto, 2.02.57 en 2014- y tres femeninos.

Este 12 de agosto se cumplen 23 años desde que Martín Fiz se proclamó en Gotemburgo campeón del mundo de maratón y el martes se cumplirán 24 del histórico triplete que obtuvieron Fiz, Diego García y Alberto Juzdado en los Europeos de Helsinki-94.

No estaba en Berlín, por enfermedad, el campeón anterior, el italiano Daniele Meucci, y el noruego Sondre Moen, plusmarquista europeo con sus 2.05.48 de diciembre pasado en Fukuoka, había sufrido varios problemas físicos, por lo que pasaba el cartel de favorito al suizo de origen eritreo Tadesse Abraham, campeón de Europa de medio maratón y en posesión de un gran registro de 2.06.40.

El holandés Abdi Nageeye, undécimo en los Juegos de Río y una de las liebres en el proyecto 'Breaking2' del keniano Eliud Kipchoge en el circuito de Monza, puso un alto ritmo en la salida. Los primeros, entre ellos Guerra y España, pasaron el kilómetro 10 en 30.56.

Tadesse tomó el mando al paso por el medio maratón (1.05.54). Javi Guerra, atento a todos los cambios, fue de los ocho que le siguieron a un ritmo de 3.08 por kilómetro, y Jesús España enlazó con el primer grupo, mientras que Moen tenía dificultades para seguir ahí. Un nuevo cambio de Tadesse le dejó arriba en el km 27 con el belga Koen Naert y el italiano Yassine Rachik, y poco después el belga se fue solo por delante.

Javi Guerra quedó en terreno de nadie, otra vez, como en Zúrich 2014, resignado a ver cómo se le escapaba el podio por poco, pero la medalla de plata por equipos compensa de algún modo su decepción.

La bielorrusa Mazuronak entra vencedora, con la francesa Calvin al fondo. / MARTIN MEISSNER (AP)

Triunfo bielorruso en mujeres

En mujeres, la antigua marchadora bielorrusa Volha Mazuronak se sobrepuso a una hemorragia nasal para proclamarse campeona de Europa de maratón con un tiempo de 2.26.22, batiendo en el esprint por seis segundos a la debutante francesa Clemence Calvin. La checa Eva Vrabcova-Nyvltova llegó tercera a la meta con un registro de 2.26.31, récord nacional.

España logró la medalla de bronce en la Copa de Europa por equipos. La donostiarra de origen etíope Trihas Gebre fue la mejor del equipo, novena con 2.32.13, su mejor marca personal, seguida de la madrileña Azucena Díaz, 13ª con 2.34.00 y de Elena Loyo, 23ª con 2.37.54, que fueron las tres que puntuaron.

El maratón femenino comenzó a la hora prevista, las 9.05, en la Breitscheidplatz, donde el sábado se produjo una alerta de seguridad que retrasó la salida de la marcha femenina de 20 km. Los bomberos tuvieron que revisar el alcantarillado de la zona para averiguar la procedencia del olor a gas que había en un área cercana al circuito de la marcha. El incidente se resolvió sin problemas y la marcha femenina comenzó junto con la masculina, casi dos horas después.

Este domingo, un contingente de 56 maratonianas, entre ellas las españolas Trihas Gebre (en su segundo maratón), Marta Galimany, Azucena Díaz, Elena Loyo y Clara Simal, han salido para recorrer los 42.195 metros por un circuito de 10 kilómetros que pasaba por la Puerta de Brandenburgo, el Reichstag o la Columna de la Victoria. El termómetro marcaba 19 grados en la salida y la humedad ambiental alcanzaba el 55 por ciento.

La campeona anterior, la francesa Christelle Daunay, no pudo defender su corona, víctima de una fractura de estrés en un pie.

Hemorragia en la nariz

Una docena de corredoras, Gebre entre ellas, pasaron por delante en el km 5 con un parcial de 17:31. Mazuronak, quinta en los Juegos de Río 2016 y líder europea este año con 2.25.25, sangraba por la nariz e intentaba taponarse la hemorragia con las manos. Sus dificultades respiratorias no le impidieron pasar primera por el km 10 en 35,12 junto a ocho más.

El paquete delantero se mantenía al cubrir el medio maratón en 1.14:00. Mazuronak parecía haber resuelto sus problemas nasales y acto seguido resolvió que era el momento de hacer una criba. Cambió y se llevó a la francesa Clemence Calvin, en su primer maratón, y a la checa Eva Vrabcova-Nyvltova. Luego llegó la bielorrusa Maryna Damantsevich. Gebre, que empezaba a sufrir, se quedó en un segundo grupo.

A punto de llegar al 'muro' de los 35 kilómetros la debutante francesa demostró que no le tenía miedo en la distancia y atacó a sus compañeras de fuga. Pretendía emular a la portuguesa Rosa Mota, que también conquistó el título como debutante en Atenas-82, pero Mazuronak y la checa respondieron.

El trío de cabeza se mantuvo unido hasta el km 40, pero el persistente acelerón de la bielorrusa la dejó sola con Calvin para jugarse el título. Mazuronak lanzó el esprint a 500 metros y bajó la cinta con un tiempo de 2.26.22, seis segundos más rápida que su rival. La checa logro el bronce con 2.26.31.

Temas: Atletismo

0 Comentarios
cargando