Ir a contenido

REAL MADRID-MILAN (3-1)

Victoria sin brillo en la puesta de largo del Madrid de Lopetegui

Con un equipo casi sin caras nuevas, Luka Modric ha sido el más ovacionado en el Trofeo Santiago Bernabéu

La afición se queda sin ver debutar a Thibaut Courtois, el gran fichaje del mercado de verano blanco

Alejandro García

Higuaín (9), del Milán, controla un balón ante Kroos (d) y Varane.

Higuaín (9), del Milán, controla un balón ante Kroos (d) y Varane. / Andrea Comas (AP)

Sin Courtois, fuera de la convocatoria, con Modric en el banquillo, ovacionado cuando ha saltado a la banda a calentar, con Ronaldo en Turín y sin ningún fichaje de campanillas. Así ha hecho su puesta de largo el Real Madrid de Lopetegui, con una victoria sin brillo ante el Milán (3-1).

De inicio, Lopetegui ha planteado un claro 4-3-3, que bien podría conformar un once tipo del Madrid 2018-19, en el que hay que hacerle un hueco a Luka Modric y en el que el puesto de portero tiene el nombre de Courtois, pese a la buena labor de Navas y los muchos aplausos que ha recibido del público. 

Con Bale, Asensio y Benzema en el ataque, aunque el mallorquín con mucho sacrificio en defensa; el técnico blanco ha planteado una medular con Isco en la media punta, por delante de un medio centro formado por Kroos y Casemiro que ha sufrido en fase defensiva. Marcelo ha sido titular en el lateral izquierdo, mientras que Ramos y Varane han seguido ganando minutos de cara a la Supercopa de Europa, este miércoles ante el Atlético de Madrid.

Dos goles en tres minutos

Los primeros instantes de partido han sido fulgurantes, con dos goles en tres  minutos. Benzema de cabeza ha abierto el marcador casi en la primera jugada del choque, después de un sutil toque de Bale que ha liberado a Carvajal en la banda para que el lateral, titular por delante de Odriozola, pusiera un centro al segundo palo en franca ventaja para los atacantes. Dos minutos después, Gonzalo Higuaín ha tocado su primer balón del partido, ha recibido la pitada de un Bernabéu lejos del lleno y ha acallado los silbidos con un buen gol desde fuera del área, que no ha celebrado. En la segunda parte se ha retirado con más aplausos. 

Conforme ha ido avanzando el partido, el Milán se ha asentado, el peligro del Real Madrid se ha reducido a las incursiones por banda y, en defensa, la medular se ha visto desbordada en muchos momentos, sin Modric y con Casemiro todavía fuera de forma.

Bale, el líder

Bale es otro jugador, tiene la confianza del que se siente el líder. Todo lo que antes eran dudas, miradas de reojo para comprobar la reacción de Ronaldo tras una jugada suya, ahora son reafirmaciones en sus decisiones. Su buena primer parte la ha coronado con el 2-1 en la última jugada del periodo, un gol sin brillo, después de aprovechar un rechace en el área tras un saque de esquina.

En el descanso se han quedado en el vestuario Marcelo y Casemiro, que han disputado sus primeros minutos esta temporada. El otro que debutaba este sábado, Modric, el gran esperado, apenas ha jugado 15 minutos. El croata ha sido la gran atracción de un Real Madrid sin mucho nuevo que ofrecer, salvo Vinicuis. El brasileño también ha entrado en el tramo final y ha levantado los gritos de admiración de la grada con su verticalidad por la banda izquierda. Ya en tiempo de descuento, Mayoral ha hecho el tercero en el rechace de un disparo de Modric, intenso y profundo en los minutos que ha jugado.

Temas: Real Madrid

0 Comentarios
cargando