Ir a contenido

EL PGA DE GOLF

Cinco españoles en el cuarto grande del año

Los debutantes Campillo y Otaegui se unen en San Louis a Rahm, García y Cabrera, que se juegan la Ryder

Agencias

Jon Rahm, Rory McIlroy y Duston Johnson, en un entrenamiento en el campo del PGA Championship.

Jon Rahm, Rory McIlroy y Duston Johnson, en un entrenamiento en el campo del PGA Championship. / AFP / STUART FRANKLIN

El vizcaíno Jon Rahm, el castellonense Sergio García, el grancanario Rafa Cabrera Bello, el cacereño Jorge Campillo y el guipuzcoano Adrián Otaegui son los cinco representantes españoles en el Campeonato de la Asociación de Profesionales de Golf de Estados Unidos (PGA Championship), el cuarto grande del año que se disputa desde este jueves hasta el domingo en el Bellerive Country Club, en las afueras de San Louis (Misuri).

"Que llueva y que el campo se haga largo y lento es mejor para mí. Viene bien para mi estilo de juego", dijo Jon Rahm acerca de las lluvias que están sacudiendo la sede del centenario del PGA, alargando el recorrido donde la bola apenas bota y simplificando las opciones de resultados bajos.

El joven vizcaíno, entre los pegadores más largos y precisos desde el tee de salida, llega a su segundo Campeonato de la PGA, y décimo grande en dos fulgurantes años como profesional, en el séptimo puesto del ránking mundial y dispuesto a "acabar fuerte y conseguir ganar alguno de los últimos torneos" de esta temporada.

Campo para pegadores

"Estas condiciones favorecen a los pegadores. Se facilitan los tiros al green y ponerla en la calle", confirmó a Efe el veterano Sergio García, con una veintena de participaciones en el PGA Championship, donde se estrenó con un segundo puesto en 1999 y tan solo 19 años. García, que lleva más de la mitad de sus 38 años de vida entre los primeros puestos del golf mundial, recordó de la sede de este año su hoyo en uno en el par 3 en 2008, cuando ganó el colombiano Camilo Villegas, y la suspensión de un campeonato mundial el 11 de septiembre de 2001, el día en que el castellonense se enteró de los atentados de Nueva York cuando acababa de llegar a Bellerive.

"La semana de descanso me vino bien y tengo las baterías cargadas y ganas de echarlo todo en el último major", señaló Rafa Cabrera Bello, el único español que superó el corte en el grande anterior, el Abierto Británico, que va "sufriendo" cada vez menos en los greenes. Cabrera necesita acumular muy buenos resultados en las próximas semana para ganarse un puesto en el equipo europeo de la Ryder Cup, la competición bienal entre Europa Estados Unidos que se disputará a finales de septiembre en París.

"Tengo que jugar bien y ese es mi objetivo, pero de un día en un día", dijo el grancanario, que fue seleccionado en 2016 para formar parte de la derrotada escuadra europea en Hazeltine, y en la que Jon Rahm tiene un puesto casi asegurado y García podría participar por invitación del capitán del equipo, el danés Thomas Bjorn.

Estreno de Campillo y Otaegui

Los otros dos españoles en Bellerive se estrenan esta semana en un grande en suelo estadounidense. "Ha sido una evolución progresiva y parece que el trabajo y los cambios están dado resultado", afirmó Jorge Campillo, que se ha metido en terreno de grandes esta temporada después de su debut en el Abierto Británico. "Sigue mejorando cada año y creo que le queda mucho en el tanque", dijo Mike Mayer, el entrenador de Campillo durante su gran carrera universitaria en Estados Unidos, que le acompaña esta semana en Bellerive.

"Desde que me hice profesional he ido en una línea ascendente que quiero seguir manteniendo", comentó Adrián Otaegui, que debuta en un grande esta semana por haberse metido entre los 100 primeros del ránking mundial y tiene el punto de mira puesto en disputar más torneos en Estados Unidos. en el futuro

0 Comentarios
cargando