Ir a contenido

PODIO HISTÓRICO

Las 'Redsticks' se rebelan y logran un bronce inédito en el Mundial de hockey

España logra su primer podio mundislista al imponerse por 3-1 a Australia, vigente subcampeona

José María Expósito

Las jugadoras españolas celebran el bronce lorado ante Australia.

Las jugadoras españolas celebran el bronce lorado ante Australia. / AFP / DANIEL LEAL-OLIVAS

La selección española femenina de hockey se rebeló contra el destino en Londres y conquistó contra pronóstico un bronce que parecía adjudicado a Australia. Las pupilas de Adrian Lock se repusieron de la dolorosa derrota sufrida en la tanda ante Irlanda y vencieron este domingo por 3-1 para subir por primera vez a un podio mundialista, mejorando la cuarta plaza lograda en Madrid en el 2006.

Tras sorprender a Alemania en cuartos, la derrota en semifinales fue un jarro de agua fría para las 'Redsticks', pues condenaba a luchar por la medalla con una grande: Holanda (que reeditó el título con un claro 6-0) o Australia (hasta ahora vigente subcampeona). Era difícil creer, pero las jugadoras lo hicieron.

"La derrota en semifinales fue muy dura, pero nos fuimos juntas del campo, llegamos juntas al hotel, no paramos de animarnos unas a otras y a las 11 de la noche estábamos todas sonriendo jugando a cartas y recuperándonos en el fisio. Desde el primer minuto hemos ido como leonas a por la bola", explicó Berta Bonastre, jugadora del Braxgata belga, orgullosa de "haber demostrado la identidad de este equipo ante un rival de ranking superior".

El espejo de Barcelona-92

La jugadora de Matadepera marcó el 2-0 poco después de que María López abriera el marcador en un penalti-córner. Slaterry metió a Australia en el partido (m. 40), pero Alicia Magaz selló el bronce español (m. 51), el cuarto podio internacional tras las platas europeas de 1995 y del 2003 y el inesperado e inolvidable oro de los Juegos de Barcelona-92.

"Nos daba igual el color de la medalla, solo queríamos una recompensa al esfuerzo de todos estos años", reconoció Bonastre, que ya piensa en el futuro: "Si creemos en nosotras, ni el cielo es nuestro límite. Dentro de dos años, en Tokio, esperamos aspirar a esto y mucho más".

0 Comentarios
cargando