Ir a contenido

NUEVA PLUSMARCA MUNDIAL

La estadounidense Kathleen Baker bate el récord del mundo de 100 espalda

La subcampeona olímpica en Río 2016, marcó un tiempo de 58.00 segundos en los campeonatos nacionales estadounidenses de Irvine, California

Irati Vidal / Barcelona

Kathleen Baker celebra el nuevo récord mundial de 100 metros espalda

Kathleen Baker celebra el nuevo récord mundial de 100 metros espalda

Kathleen Baker ha logrado su objetivo: se ha convertido en la nueva plusmarquista mundial de 100 metros espalda en piscina larga. La nadadora estadounidense, de 21 años, fue la gran figura de los campeonatos nacionales disputados en Irvine, California con una marca de 58.00; algo que mejora en diez centésimas el récord que ostentaba la canadiense Kylie Masse.

Según revelaba tras la carrera, superar esa marca ha sido la meta por la que ha trabajado los últimos meses. "Me puse el objetivo en mi teléfono para que me lo recordara cada día". Y así, recordándolo a diario e introduciéndose en los 200 metros espalda ha logrado su sueño. "He tenido realmente una gran temporada de entrenamientos. Haber practicado duramente los 200 espalda cada día este verano creo que me ayudó. Haberme habituado al dolor de los 200 me hizo más fácil los 100", explicaba tras el récord.

Vuelta lo más alto del podio

Baker quedó subcampeona del mundo en la distancia de 100 metros espalda el año pasado en Budapest. Ahora, se ha colgado el oro dejando sin plusmarca a la rival que le arrebató el primer puesto en los mundiales y se ha convertido en una de las candidatas a romper la barrera de los 58 segundos, en la cual se han ido situado los diferentes récords mundiales desde hace una década.

Lo que agranda su hazaña es el hecho de que durante todos estos años de preparación no solo ha luchado contra las barreras físicas y el sufrimiento del duro entreno, sino que también lo ha hecho contra la enfermedad de Crohn (proceso inflamatorio que afecta al tracto intestinal). A los 15 años empezó un tratamiento y, aunque los médicos le auguraban poder tener una vida normal, no creían que Baker pudiera ser nadadora de élite. Pero ella superó la enfermedad, se clasificó para los Juegos Olímpicos de Brasil, logró la plata y ahora acaba de convertirse en la mejor nadadora de 100 m espalda del mundo.

Temas: Natación

0 Comentarios
cargando