Ir a contenido

EL EUROPEO DE WATERPOLO

Xavi García, un croata de Barcelona

Campeón mundial y subcampeón olímpico con el equipo balcánico, el jugador catalán apuesta por España como una de las favoritas del torneo

Luis Mendiola

Xavi García posa para El Periódico, tras el entrenamiento del equipo croata

Xavi García posa para El Periódico, tras el entrenamiento del equipo croata / FERRAN NADEU

Resulta chocante ver a Xavi García como integrante de la selección waterpolo de Croacia aunque el paso del tiempo va dándole una pátina de normalidad a la situación. Tras verse fuera de la lista de España para los Juegos de Río decidió integrar la selección croata y acabó colgándose la plata olímpica en el 2016.

El pasado verano fue en el Mundial de Budapest y esta vez subió a lo más alto del podio: campeón del mundo. Y ahora, un año después, lo único que rechinará es verle jugar en casa contra sus excompañeros de selección, aunque su caso empieza a ser común en otras selecciones, que sacan partido de una normativa muy laxa de la Federación Internacional, que permite el cambio de camiseta si se tiene la nacionalidad y se está 12 meses sin competir con la anterior selección. Eso ocurre, por ejemplo, con Felipe Perrone en España, tras competir con Brasil en Río, con Guillermo Molina, que ahora juega con Italia, o con el argentino Chalo Echenique, que estuvo en los Juegos con España y ahora lo hace con Italia.  

“Es la primera vez que juego aquí a nivel de selección, aunque ya lo he hecho a nivel de clubs, con el Jug de Dubrovnik, aunque volver a casa siempre es especial”, cuenta Xavi García, de 34 años, que tenía claro que prefería no cruzarse con la selección española en las Picornell. “Si nos vemos, que sea en la final. Para que se lo lleve otro, que se quede en casa. En esta selección española tengo muchísimos amigos con los que tengo un contacto habitual. Incluso con el entrenador, que ha sido compañero mío. Tengo muy buena relación. Siempre que no sea yo quien puede ganar me gustaría que fueran ellos”.

"En esta selección española tengo muchos amigos. Si no gano yo, que lo hagan ellos"

Xavi García

Jugador de Croacia

Xavi García, además, es de los que defiende el favoritismo de la selección que dirige David Martín en el torneo de las Picornell. “No tienen nada que envidiar a ninguna selección. Para mí son unos claros favoritos. Para este campeonato, pero también con visión de futuro. David ha sido bastante hábil, dándoles un estilo de juego. Ha apostado por la base del Barceloneta y al final si sigues un estilo de juego que lleva años funcionando, tienes mucho trabajo hecho”, cuenta el jugador barcelonés. “Están en línea scedentes, como han demostrado en la Eurocup, en la Liga Mundial y en los Juegos del Mediterráneo. Para mí la sorpresa sería que no estuvieran en la lucha por la medalla”.

Decisión fácil

La decisión de cambiar de selección no fue complicada para Xavi, que tiene a su familia afincada en Croacia, ya que desde el 2013 cuenta con el pasaporte croata tras jugar cinco años en Rijeka y ahora en Dubrovnik. De las tres hijas que tiene con Aida, la pequeña Dara (4) nació allí, la mediana Elsa (7), a caballo de los dos países, y Amanda, la mayor (12), es catalana. Según Xavi, todas hablan mejor croata que el castellano y el catalán. “Estamos muy integrado”, afirma y eso hace que ni siquiera se plantee un paso atrás.

Xavi García, en las Picornell, en el partido contra Grecia de la primera ronda / ENRIC FONTCUBERTA ( Efe)

“Pero ya no es por el año sin jugar. Creo que se ha de ser persona y sobre todo ser agradecido por todos los años que Croacia habló conmigo para que jugara con ellos. En todos estos años, la gente me ha tratado genial y no me lo planteo. Al final fue España la que ya no contó conmigo y la única opción para ir a Río era Croacia. Aunque con David como entrenador lo pensaría, creo que la etapa de la selección española se ha acabado”.

Al final, en el waterpolo no influye solo el tema de las banderas como el de la amistad. “Es un mundo muy pequeño. Te enfrentas con las selecciones, pero también a nivel de clubs, te ves las caras y te encuentras con todos. Y siempre prima el buen rollo. Somos como una familia, en cierta forma”, añade.

 En Barcelona, Xavi García busca su tercera medalla consecutiva con su nuevo país de adopción, que vive tiempos de euforia por la gesta en el Mundial de fútbol (”estos tíos serán héroes de por vida”, cuenta, “lo que han hecho es muy grande”) aunque él mantiene un tono precavido al analizar las posiblidades croatas en el Europeo. “Nos falta el mejor jugador. Y hasta Barcelona no hemos podido jugar los 13 juntos. Será muy complicado, aunque sabemos que es un torneo marcado por la igualdad”.

Temas: Waterpolo

0 Comentarios
cargando