Ir a contenido

EL EUROPEO DE WATERPOLO

Felipe Perrone, la repatriación del talento

El jugador del Atlètic Barceloneta regresa a la selección tras competir en Río-2016 con Brasil

Luis Mendiola

Felipe Perrone vuelve a jugar con la selección española en Barcelona-2018

Felipe Perrone vuelve a jugar con la selección española en Barcelona-2018 / DANNY CAMINAL

Las normas tan flexibles que rigen el waterpolo internacional (se puede cambiar de selección, con solo un parón de un año) permitirán a Felipe Perrone, mitad brasileño, mitad español, recuperar una historia particular y exitosa con la selección española en el Europeo de Barcelona, que dejó a medio escribir cuando decidió competir con el equipo de Brasil en los Juegos Olímpicos del 2016.

Perrone, que nació en Río (1986) y se trasladó a Barcelona a los 15 años (por las relaciones familiares que le unían con la ciudad, de donde es su abuela) estuvo compitiendo con la selección de su país de nacimiento hasta los 18.

Después, durante diez años lo hizo con la de España (entre 2004 y 2014), antes de plantearse un nuevo cambio para la última cita olímpica. Cumplido su cometido, vuelve a la selección española que le ha dado de nuevo la oportunidad de la mano del seleccionador David Martín, uno de los cinco integrantes de la última gran conquista internacional, la medalla de plata en el Mundial del 2009 (los otros tres son Dani López Pinedo, Marc Minguell y Blai Mallarach).

“Solo puede agradecer a la federación y a David Martín que me hayan dado esta oportunidad de volver a jugar por España. Ni un segundo he dudado de volver a formar parte de la selección”, cuenta Perrone, convertido en talento repatriado para la cita europea de las Picornell. “Tenía claro que tenía que hacer ese trabajo en Brasil”, explica Perrone, que se implicó en una labor para popularizar el waterpolo en su país. “Creo que salió bastante bien lo que me tocaba a mí en este momento. Yo siempre dije que tenía la identificación muy clara con el país. Y en los Juegos creo que era algo que tenía que hacer”.  

El pasado más brillante

De hecho, en su vuelta, Perrone regresa con galones, convertido en el líder de su propio club, el Atlètic Barceloneta, el gran dominador de la Liga y referencia de la selección, con nueve de los 13 jugadores de la convocatoria. “Al ser mayoría en el equipo, nos ha facilitado mucho el trabajo a todos nosotros”, cuenta. “He tenido el privilegio de trabajar con muchos de ellos durante ocho meses. Y la adaptación ha sido muy fácil. También el volver a trabajar con David (Martín) con el que había trabajado ya, y con el que también había jugado. Ha sido solo cuestión depequeños ajustes. Pero nos sentimos bien”.

Desde su posición de referente de la selección y enlace con el pasado más brillante del waterpolo (la plata de Roma, el bronce del Mundial 2007 y el bronce del Europeo en el 2006), Perrone se muestra esperanzado con un grupo que lleva tiempo trabajando con los jóvenes para dar una buena imagen en las Picornell.  “Es un equipo joven que no tiene que ponerse ningún tope. Yo que creo que estamos entrenando bien y nos estamos preparando para pelear por las medallas. Luego hay muchos factores en medio que pueden entrar en juego. Pero sí que vamos por buen camino. Y llegamos con muchísima ilusión”.

Temas: Waterpolo

0 Comentarios
cargando