Ir a contenido

PRETEMPORADA EN MONTILIVI

El Girona de Eusebio se pone en marcha con una plantilla por redondear

Jordi Danès

Muniesa, en plena prueba de esfuerzo.

Muniesa, en plena prueba de esfuerzo.

Empezó a preparar el Girona su segundo curso en la élite con todavía mucha tela que cortar por lo que a la plantilla se refiere. Eusebio Sacristán tiene desde este lunes 9 de julio 21 futbolistas a sus órdenes (cuatro son del filial, el Peralada), pero la fotografía final del equipo todavía está algo borrosa. Los tres mundialistas (Bounou, Stuani y Mojica) se incorporarán más tarde.

Hay piezas que caerán (el club no podrá evitar la marcha si algún futbolista paga la cláusula de libertad) y Quique Cárcel deberá reaccionar para equilibrar una plantilla concebida inicialmente para el sistema Machín y ahora en manos de un entrenador más unido sentimentalmente al tiqui-taca que al fútbol directo.

“El mercado es ahora lento. Estamos pendientes si hay salidas o se quedan todos, que es lo que queremos. Pero no hay duda que si hay traspasos, cuando más tarde se produzcan, más dificultades tendremos para compensarlos. De ahí que menos flexibles seremos con las cláusulas”, razonó el director deportivo del Girona.

Jornada de revisiones médicas en Motilivi, comienza la pretemporada / GIRONA FC

La principal novedad del entrenamiento en los campos de la PGA de Caldes de Malavella fue el nuevo cuadro técnico liderado por Eusebio Sacristán. También se añadió al grupo Aleix Garcia, que vivirá su segunda cesión del Manchester City en el club de Montilivi. “Es un jugador que está en fase de crecimiento y ya queríamos que continuase”, especificó Cárcel.

El mercado, Machín, Lenglet

El Girona también se ha hecho con Muniesa y Mojica en propiedad, operaciones que entre ambas han supuesto una inversión cercana a los 10 millones de euros. Sin embargo, los ojos están puestos en las posibles salidas. Quien tiene más números es Juanpe, cuya libertad vale 12 millones y Machín lo quiere en el Sevilla tras la marcha inminente de Lenglet al Barça: “He seguido el 'caso Lenglet', pero no sé si Juanpe puede marchar. Mi idea es mantener el bloque”, añadió el director deportivo.

Otras posibles operaciones pueden ser con Mojica, revalorizado tras jugar todos los minutos posibles con Colombia en el Mundial y Stuani, cuartofinalista con Uruguay y una cláusula de rescisión de 16 millones. También gana fuerza una posible salida, mucho más modesta económicamente, de Timor, pretendido por Las Palmas.
 

0 Comentarios
cargando