Ir a contenido

6 GOLES, 25 PARTIDOS

Tite tiene un autocar

La fantasiosa Brasil se aferra a su fiabilidad defensiva para desactivar el ataque belga, el más realizador del torneo

Joaquim Piera

Neymar y Marcelo, en el entrenamiento de Kazan.

Neymar y Marcelo, en el entrenamiento de Kazan. / SERGEY DOLZHENKO

Hay otro 7-1. El del balance goleador de Brasil en Rusia 2018. Solo ha encajado un tanto en 360 minutos, el suizo Zuber precedido por un pícaro empujoncito a Miranda. El muro brasileño es, de momento, casi infranqueable y en los cuartos de final pasará una prueba de fuego ante la Bélgica, de Robert Martínez, que, con 12 dianas, es la más realizadora de la competición.

“Tite es el mejor técnico del año. Encontró una buena mezcla entre la disciplina europea y la magia brasileña”, apuntaba esta semana desde Moscú, Lothar Matthäus. El técnico milagro de Brasil, sin embargo, nunca ha entrenado en el Viejo Continente. 

Una garantía defensiva

No recibir goles está en su ADN como entrenador. En 2012, ganó la Copa Libertadores con el Corinthians – con Paulinho como una de las estrellas – recibiendo solo dos goles en los ocho encuentros desde los octavos hasta la final. Es la misma fórmula que ha aplicado en la seleçao. Desde su debut en septiembre de 2016, ha dirigido 25 encuentros, con solo 6 goles recibidos. Son 17 partidos con la portería a cero. Este es el antídoto perfecto para pasar página del Mineirazo, cuando Alemania le hizo  cuatro goles a Julio César en seis minutos.

Último entrenamiento de Brasil previo a la cita con Bélgica. / SERGEY DOLZHENKO (EFE)

Brasil solo ha encajado 6 goles en 25 partidos y en 17 mantuvo la portería a cero destacado

Brasil aún duda de Alisson, porque tras De Gea (solo paró un balón y recibió 6 goles), es el portero que menos ha actuado: atajando solo tres disparos en todo el Mundial. La defensa canarinha consigue bloquear el 43% de los disparos. Y en ello, tiene mucho a ver la dupla defensiva Miranda- Thiago Silva y la aportación de Casemiro, hoy sancionado y sustituido por Fernandinho, “uno de los mejores centrocampista del mundo”, según su técnico en el City, Pep Guardiola.

Sentido de equipo

El vestuario ha comprado la idea de Tite. “Veo a Neymar participando mucho en términos colectivos, retomando balones, que es una función que no le pido. Como todos, él también ha desarrollado el sentido de equipo”, remarcaba el técnico gaucho. “Les dije a los jugadores que creyesen en la forma intensa de entrenar que tenemos, y no he leído que nadie dijese que nos ha faltado ritmo en ningún momento”, argumentaba.

 “Veo a Neymar participando mucho en términos colectivos, retomando balones, que es una función que no le pido. Como todos, él también ha desarrollado el sentido de equipo”. Los argumentos de Tite

En el último mundial brasileño, en 2002, Felipao jugó con tres centrales (Lucio, Roque Junior y Edmilson), más Kleberson de barrendero, para dar libertad a Ronaldinho Gaucho, Rivaldo y Ronaldo. Ahora Tite, repite la idea, con diferente formato táctico. “En el último tercio tenemos mucho uno contra uno con Willian, Neymar, Gabriel Jesus, Philippe Coutinho y Douglas Costa, les incentivo para que driblen, para que muestren su magia”, explica Tite, el personaje más admirado por la torcida, incluso por delante de Neymar.

Brasil ha encontrado la fórmula. Y es la que aplicará para neutralizar el proyecto creativo del catalán Roberto Martínez, con su 3-4-3 y una media con artistas como De Bruyne y Witsel, más centralizados, y Hazard y Mertens, haciendo de satélites de Lukaku (que ya lleva cuatro goles). “Tienen un poder creativo muy fuerte, con valores individuales importantes y un gran entrenador”, ensalza Tite, que prevé “un gran partido”.

Como una película iraní

Bélgica tiene una idea y no se arrugará. “No podemos mudar lo que somos: un equipo de ataque”, sostiene Martínez. La estadística lo reafirma. Son 76 goles en 24 partidos, desde que el técnico de Balaguer, con Thierry Henry de auxiliar, tomó las riendas belgas tras el fracaso en la Euro 2016 en Francia.

“Trabajamos durante años para tener una oportunidad como esta de jugar contra Brasil en unos cuartos de final y estamos preparados, pero no hay margen para el error”. Robert Martínez

El encuentro contra Brasil marcará cuál es el exacto nivel de maduración de la generación de oro belga, que lleva cuatro años coleccionando elogios de analistas y fracasos sonoros sobre el campo. “Bélgica es como una película iraní, solo gusta a los críticos”, disparaba estos días con sorna uno de los comentaristas del canal brasileño Sportv. 

“Trabajamos durante años para tener una oportunidad como esta de jugar contra Brasil en unos cuartos de final y estamos preparados. Si jugamos bien tenemos muchas oportunidades para seguir adelante, pero no hay margen para el error”, apela Martínez, ante el partido que puede consagrar su carrera en los banquillos. 

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.