Ir a contenido

AMAÑO DE PARTIDOS

El Cartagena repudia la denuncia de soborno en el ascenso a Segunda

El Extremadura afirma que su entrenador recibió una oferta de 300.000 euros para dejarse perder en el 'playoff'

Los jugadores del Extremadura festejan en el vestuario del Cartagonova el ascenso al futbol profesional

Los jugadores del Extremadura festejan en el vestuario del Cartagonova el ascenso al futbol profesional

El FC Cartegena se desmarca de las acusaciones de amaño. En un comunicado, el club presidido por Francisco Belmonte ha mostrado su "más enérgica repulsa y repudia" ante la información publicada sobre un intento de soborno al Extremadura para que este se dejara ganar en el 'playoff' de ascenso a Segunda División; algo que finalmente no sucedió.

Tras el ascenso a la Liga 1/2/3, el Extremadura UD denunció ante la Liga de Fútbol Porfesional y la Federación Española que el entrenador y varios jugadores del primer equipo recibieron ofertas económicas para dejarse ganar en el duelo que decidiria el ascenso a la categoría de plata del fútbol nacional.

Según publica 'El Mundo', el técnico del ExtremaduraJuan Sabas, recibió al menos en dos ocasiones una oferta de 300.000 euros a cambio de facilitar la victoria del Cartagena. Las mismas fuentes apuntan que de forma paralela, varios futbolistas recibieron ofertas de dinero por amañar el partido y que todos ellos llamaron al club y apostaron denunciar el hecho. Así lo ha confirmado el Extremadura en un breve comunicado en el que reafirman lo sucedido.

Los acusados lo desmienten

El relato de la denuncia explica que el ofrecimiento fue realizado, entre otros, por Felipe Moreno, máximo accionista del Club Deportivo Leganés y amigo del dueño del Cartagena, Paco Belmonte. También por parte del exfutbolista Juan Carlos Ceballos, excapitán del conjunto murciano, quién fue detenido en febrero en una operación por amaños en Segunda B y Tercera.

Los denunciantes relataban que Moreno apareció en el Carrefour con una camiseta de la selección española y un pantalón del Leganés y le ofreció a Sabas contratarle para la próxima temporada en el Cartagena por 300.000 euros si dejaba que los murcianos ascendieran. Sabas rechazó la oferta y a media tarde otro intermediario le tentó. Pero el técnico del Extremadura volvio a negarse y llamó a su club.

Hecha la denuncia, el Cartagena ha salido al paso y ha negado lo sucedido. El club murciano explica "que no tuvo intervención alguna en dicho asunto y que los logros que han obtenido siempre sin ningún tipo de ilegalidad". Insisten que su entidad  y su nombre "no puede verse mancillado por una denuncia sobre presuntos hechos que deberán demostrar donde legalmente corresponda" . Porque son "totalmente ajenos al club".

0 Comentarios
cargando