Ir a contenido

EL DESENLACE DEL GRUPO C

Francia y Dinamarca firman las tablas esperadas

Los nórdicos acompañan a los 'bleus' a los octavos tras un partido decepcionante

Raúl Paniagua

Dembélé y Larsen pugnan por un balón.

Dembélé y Larsen pugnan por un balón. / AFP / JUAN MABROMATA

No hacía falta ser adivino para vaticinar el partido que se vería este martes en el Luzhniki de Moscú. A Francia y Dinamarca les bastaba un punto para lograr sus objetivos y, evidentemente, hubo un empate (0-0). En un duelo sin intensidad, con el freno de mano echado desde el pitido inicial, el bloque de Deschamps aseguró el primer puesto y los nórdicos pasaron como segundos. Podrían haberse ahorrado el bochorno, ya que Perú superó a Australia desde el inicio, lo que dejaba sin opciones a los oceánicos.

El triunfo del conjunto de Age Hereide contra los peruanos en la primera jornada acabó siendo clave en la resolución del grupo, como se preveía antes de la competición. Francia cumplió con su papel de favorito sin excesivos alardes. Con la ley del mínimo esfuerzo se ha plantado el poderoso equipo 'bleu' en la siguiente ronda, repartiendo minutos y esquivando lesiones y sanciones antes de la hora de la verdad.

Dembélé, flojo

Con los deberes hechos después de dos triunfos sin excesivo brillo Deschamps optó por refrescar su once. Hasta seis cambios introdujo el preparador francés, que reservó a los apercibidos, como PogbaMatuidi y Tolisso, y a jugadores tocados, como el azulgrana Umtiti. También Mbappé se quedó en el banquillo. No era necesario correr riesgos. Le sobran futbolistas a la selección gala, seguramente la mejor en el nivel global de la plantilla.

El primer 0-0 del Mundial confirmó el pacto de no agresión entre franceses y daneses

El capitán VaraneLucas Hernández, Kanté, Giroud y Griezmann fueron los únicos que se mantuvieron en el once respecto al choque ante Perú. Dembelé regresó al equipo pero no convenció. Fue de más a menos y acabó sustituido por Mbappé. Antes se marchó Griezmann, que tampoco hizo gran cosa. El torneo de la estrella que dio calabazas al Barça está siendo muy discreto, pero falta lo más importante.

Los daneses se plantaron en el Luzhniki con cinco defensas. Un triunfo les daba el primer puesto del grupo, pero la única meta era pasar a octavos aprovechando la calma del rival. Giroud (m. 43) y Fakir (m. 82) tuvieron las ocasiones más reseñables en un duelo sin sobresaltos. El pacto de no agresión quedó perfectamente confirmado.

Dinamarca, 0; Francia, 0

DINAMARCA: Schmeichel; Dalsgaard, Kjaer, Zanka, Christensen, Larsen; Braithwate, Eriksen, Delaney, Sisto; Cornelius. Entrenador: Age Hareide. Cambios: Fischer por Sisto (m. 59); Dolberg por Cornelius (m. 74); Lerager por Delaney (m. 90).

FRANCIA: Mandanda; Sidibe, Varane, Kimpembe, Lucas; Kanté, N'Zonzi, Dembélé, Griezmann, Lemar; Giroud. Entrenador: Didier Deschamps. Cambios: Mendy por Lucas (m. 50); Fekir por Griezmann  (m. 68); Mbappé por Dembelé (m. 78).

ÁRBITRO: Sandro Ricci, brasileño.

TARJETAS: Braithwaite (m. 45).

CAMPO: Luzhniki.

0 Comentarios
cargando