Ir a contenido

BAR MUNDIAL

Y el fútbol volvió al pub

El año en que la selección inglesa ha prescindido de la canción oficial, los jugadores han recuperado el olfato de gol

Miqui Otero

Alegría contenida en el pub inglés The Black Horse.

Alegría contenida en el pub inglés The Black Horse. / ÁLVARO MONGE

Que Inglaterra acuda a un Mundial sin canción oficial es tan extraño como que Alemania celebrara los goles bailando samba o que a Neymar le durara el peinado más de dos lavados. Y, sin embargo, precisamente el año que han decidido prescindir de tema pop oficial, parece que el fútbol vuelve a casa, donde nació. O al pub, abreviatura de 'public house'. Es decir, todo apunta a que van a rescatar el himno oficioso de las últimas décadas al grito de "Football’s coming home", estribillo del tema de The Lightning Seeds 'Three Lions'.

Hacía tiempo que Inglaterra no anotaba tan fácilmente más goles que leones luce su escudo, pero hoy el huracán Harry Kane abre en canal a Panamá: mete tres y el que enchufa de espaldas al balón parece ideado por los Monty Python. 'Silly goal'. "Esto se está poniendo raro. La última vez que Inglaterra metió cuatro goles fue en la final del Mundial de 1966", tuitea Gary Lineker.

Aquel verano Londres era el centro caleidoscópico del mundo. Los Beatles lanzaban el 'Revolver' y The Kinks cantaban 'Dandy' (canción aplicable hoy al 'look' con chaleco de Gareth Southgate, actual seleccionador inglés). Pero el verdadero héroe de aquel torneo fue un perro: Pickles, un collie labrador, rescató la copa que había sido robada. Desde entonces, y salvando las semifinales en Italia 90, Inglaterra parecía haber perdido el olfato (de gol). Tanto era así, que hasta el escritor estadounidense Bill Bryson explica en su libro de viajes 'Notes from a small island': "Hay nociones que aceptas cuando llevas un tiempo en Gran Bretaña. Una es que los veranos británicos solían ser más largos y más soleados. Otra es que el equipo de fútbol de Inglaterra no debería tener problemas con Noruega".

"Esto es hasta aburrido", dice James. "Se nos daba tan bien jugar mal..."

Allí, con ese cielo que a menudo parece un 'tupperware' del revés, hacía demasiado que nadie se creía ni una cosa ni otra. Pero todo puede cambiar: hoy meten cinco goles antes del descanso, como se pueden beber cinco pintas a toda prisa porque van a tocar la campana de las once en el pub y cerrarán la barra. Hoy, con seis goles ante Panamá, James, en Barcelona despidiéndose de su soltería, dice: "Esto es hasta aburrido". Y luego, 'self-deprecation': "Es que llevo toda la vida viéndolos perder. Se nos daba tan bien jugar mal…".

La crónica había arrancado en el Black Horse, en el Born, donde el ambiente era gélido: el hincha con la camiseta suplente del Arsenal celebraba goles como en un palco de la ópera vienesa. La paradoja es que en este pub inglés se viviera más fríamente el partido que en el George Payne, un irlandés en plaza Urquinaona, con su aspecto de catedral del plasma futbolero, escalinatas y vidrieras culés, cajas de seis cervezas por persona (algunos veraneantes en localidades como 'Salú' y 'Llòreth') y cánticos: "Var, what is it good for? Absolutely Nothing!". Este pub, a partir de abril, parece un local de Bob Esponja frecuentado por gambas felices.

Después de la ruta, con el corazón anglófilo contento, el cronista tararea 'English Rose' de The Jam. También recuerda aquella frase de la novela 'Brighton Rock', de Graham Greene: "El hecho de fundirse con la Unidad de dios no tiene la más mínima importancia comparado con un buen vaso de Guiness en un día esplendoroso". Como este. Así lo piensan muchos ingleses que deambularán bajo el sol barcelonés, con varios litros de cerveza en el organismo. Berreando que al fin que "el fútbol ha vuelto a casa". Preguntándose íntimamente dónde napias estará la suya. Confundiendo el dorsal de sus jugadores con el número de su habitación. Siendo felices.        

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.