Ir a contenido

LA TORMENTA ALBICELESTE

La peor resaca de Sampaoli

El seleccionador argentino se aferra a "la última bala" entre críticas y turbulencias en el vestuario

Raúl Paniagua

Sampaoli se lamenta durante el partido ante Croacia. 

Sampaoli se lamenta durante el partido ante Croacia.  / EFE / KIKO HUESCA

Jorge Sampaoli (Casilda, 58 años) pasa por los peores momentos de su carrera como técnico. Llegó al cargo de seleccionador argentino hace justo un año después de dejar el Sevilla y ya se tambalea. 'El Pelado' solo ha sumado una victoria en seis partidos oficiales con la desgracia de que los dos últimos tropiezos han sido en el Mundial, la cita que moviliza a un país deseoso de sumar una nueva estrella.

Era evidente que la debacle sufrida ante Croacia acarrearía una resaca terrible para Sampaoli. Argentina no es precisamente un lugar en el que se vivan las cosas con mesura. No existe la cabeza fría. Se pasa de la euforia desmedida al linchamiento en una décima de segundo. Ahora le toca vivir ese último estado al preparador, que ya no solo tiene en contra a Diego Armando Maradona, sino a 40 millones de personas.

Motín desmentido

Amaneció en Rusia con la difusión de una posible sublevación en el vestuario contra Sampaoli con el objetivo de colocar en el banquillo al mánager Jorge Burruchaga para el último duelo ante Nigeria. La cara desafiante del Kun Agüero cuando fue cuestionado por unas palabras del técnico tras el partido avivó ese cisma. Solo el delantero del City y Mascherano se pararon a dar breves explicaciones tras el fracaso. El resto abandonó el estadio de Nizhni Novgorod sin mirar a nadie. Silencio sepulcral.

Sampaoli gesticula durante el partido de Argentina contra Croacia / IVÁN ALVARADO (REUTERS)

Con el paso de las horas, esa información referente al motín se fue mitigando. No tenía lógica una maniobra que habría superado la destitución de Lopetegui por Rubiales. "Como para voltear a alguien estamos si no podemos ni con nuestra alma", aseguró un futbolista al diario 'La Nación', que descartó cualquier revolución interna.

El primer culpable

Sampaoli dirigió la sesión de este viernes a puerta cerrada en Bronnitsy, su punto de concentración. Allí, entre la tristeza y el desaliento, se llevó la mayor alegría de las últimas horas. Adelantó el horario del entrenamiento para ver el duelo entre Islandia Nigeria que dejó a los argentinos con opciones de entrar en los octavos. El triunfo africano alivió las penas de un técnico que afrontará "la última bala" con una carga emocional tremenda.

El seleccionador está muy dolido. Como afirmó minutos después de la derrota, se siente el primer culpable. Cambió jugadores y modificó el sistema respecto al duelo ante Islandia, pero nada funcionó. Tiene la sensación de no estar a la altura, de no haber sabido configurar un equipo para que Messi brille. Argentina está al borde del adiós con el mejor del mundo. Eso duele.

"Ignorante y arrogante"

Con contrato hasta el 2022, la federación argentina no se ha planteado un despido que rondaría los 15 millones de euros. Sampaoli acabará el torneo para disgusto de muchas glorias. "Somos un equipo roto. Puso ante Croacia el equipo que tuvo que salir ante Islandia y al revés", dijo Simeone en un audio dirigido al 'Mono' Burgos que se hizo viral.

"El espectáculo fue vergonzoso y lamentable", aportó Mario Kempes, campeón del mundo en 1978. Más duro aún fue su excompañero Osvaldo Ardiles. "Sampaoli es un arrogante y un ignorante. Con el mejor del mundo no fue capaz de conformar un equipo competitivo". Si el martes se produce la eliminación el terremoto puede ser planetario.

0 Comentarios
cargando