Ir a contenido

COPA DEL MUNDO EN RUSIA

Blatter, relevado por corrupción, aparece en el Mundial invitado por Putin

El expresidente de la FIFA no cree que su presencia en el torneo avergüence a la nueva dirección del fútbol mundial

Marc Marginedas

Blatter, a su llegada a Moscú.

Blatter, a su llegada a Moscú. / Ap / Dmitry Serebryakov

En diciembre del 2015, el comité de ética de la FIFA le relevó del cargo y le prohibió participar en cualquier actividad relacionada con la organización durante ocho años, una pena que fue reducida posteriormente a seis años. Pero ello no le ha impedido personarse en Rusia durante la celebración de la Copa del Mundo, insistiendo en que su presencia no avergonzaba a las autoridades del fútbol mundial.

Joseph 'Sepp' Blatter, expresidente de la FIFA, durante 17 años el más influyente hombre en el fútbol internacional hasta su caída en desgracia, llegó a Rusia el pasado martes a bordo de un avión de la compañía rusa Aeroflot como invitado personal del presidente Vladímir Putin. Lo hizo como un aficionado más, con su correspondiente FAN-ID, el documento identificatorio que permite a los aficionados de las distintas selecciones entrar al país sin visado.   

Intensa agenda

La agenda de Blatter estos días en Moscú esta siendo intensa. Presenció el partido Portugal-Marruecos en el estadio Luzhniki de Moscú, fue recibido en su apartamento del Kremlin por Putin y tiene previsto este viernes asistir al Brasil-Costa Rica en San Petersburgo. Dmitri Peskov, portavoz presidencial, se ha negado a desvelar los detalles y temas de conversación del encuentro entre Blatter y el jefe del Estado ruso, alegando que se trataba de una visita privada.

El octogenario suizo, en cambio, ha hablado por los codos con la prensa. Según ha declarado a los medios, conversó con el líder del Kremlin acerca de la celebración de la Copa del Mundo y el placer que le suponía acoger el torneo. "Siento como si ésta fuera mi Copa del Mundo", ha dicho.

Blatter, que admite no haber recibido ninguna carta de bienvenida del actual presidente, Gianni Infantino, no quiso evadir la controversia que su viaje ha suscitado, habida cuenta del veto que se le impuso por corrupción. "No hay ninguna razón para que la nueva administración de la FIFA esté en contra de que un expresidente venga" al campeonato, ha asegurado el exdirectivo,quien siempre ha negado los cargos de los que se le acusa.     

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.