Ir a contenido

REFLEXIONES DEL 'JEFECITO'

Mascherano: "Somos un buen equipo, no podemos volvernos locos"

El exazulgrana ya es el jugador con más partidos internacionales de la historia en Argentina (144), superando a Zanetti

Raúl Paniagua

Mascherano cabecea un balón en el debut ante Islandia en Moscú.

Mascherano cabecea un balón en el debut ante Islandia en Moscú. / REUTERS / KAI PFAFFENBACH

Con 34 años y 144 partidos con su selección Javier Mascherano fue uno de los principales protagonistas del estreno de Argentina en el Mundial. El 'Jefecito' se convirtió en el futbolista con más encuentros internacionales en la albiceleste, por delante de Zanetti, con quien se abrazó antes del decepcionante empate ante Islanda. Pese a su veteranía, 'Masche' fue el bastión defensivo de su equipo y acabó fundido tras otra exhibición de coraje. Lleva 17 partidos en los Mundiales, uno menos que Kempes, al que superará en Rusia. También podría rebasar a Maradona (21) si Argentina llega lejos. Después de ocho temporadas y 19 títulos en el Barça, el actual pivote del Hebei China Fortune aún tiene cuerda para competir. Tras el duelo en el Spartak tuvo que pasar el control antidoping, pero luego se detuvo a analizar el primer varapalo.

-¿Qué le falta a Argentina para aspirar de verdad al Mundial?

-Contra Islandia nos faltó lucidez en el último tercio. Depende siempre del rival. Islandia defiende con 10 jugadores detrás de la pelota y ocho tíos metidos en el área. No todos los partidos serán así. Demostramos una buena actitud, el equipo nunca se descompuso. Dimos pocas opciones a balón parado y no nos desorganizamos. Hay que buscar también cosas buenas. No es fácil. Esto es un mundial. Estamos convencidos de que somos un buen equipo. Hay que mejorar cosas y tratar de hacerse fuertes. No podemos volvernos locos. Tenemos que saber manejar la frustración y luchar hasta lo último. Ese factor juega un rol muy importante en el juego.

Mascherano protesta al árbitro junto a Biglia, Tagliafico y Di María / ALEXANDER NEMENOV (AFP)

-¿Qué sensaciones quedaron en el vestuario después del empate contra Islandia?

-Está claro que no hicimos el mejor partido posible, pero el primer encuentro del Mundial siempre nos ha costado mucho. En este caso no ganamos, pero en otras ediciones sí lo hicimos con muchos apuros. Sabíamos lo difícil que iba a ser.

"Hay que mejorar cosas y tratar de hacerse fuertes. Tenemos que saber manejar la frustración y luchar hasta lo último" 

-¿Se esperaban un rival tan rocoso y ordenado?

-Sí, no nos sorprendió. Islandia es una selección que se repliega muy bien, que sabe defender con todos muy juntitos. Esto también tiene mérito. Supieron sacar un buen resultado con su estilo. Nosotros tuvimos todo el tiempo el control, nos llegaron una vez y media y nos marcaron.

-¿Teme que este resultado suponga un bajón anímico en uno de los grupos más equilibrados del campeonato?

-Nosotros no nos podemos caer, esto sigue. El Mundial acaba de empezar y tiene su nivel de dificultad, pero nosotros vamos a seguir peleando. Le pido a los aficionados que nos sigan apoyando porque los vamos a necesitar hasta el final, empezando por la próxima cita ante Croacia.

Mascherano trata de arrebatar un balón al islandés Hallfredsson / yuri kochetkov (efe)

-Se vio a una Argentina muy espesa en algunos momentos.

-Hicimos lo más difícil, que era marcar los primeros y abrir el partido. Después del empate fueron pasando los minutos, nos fuimos desesperando. Ellos jugaron con eso. No es una excusa. Ellos saben cuáles son sus puntos fuertes y los aprovecharon bien. Nunca estuvieron predispuestos a atacar. Jugaban a un error nuestro, a una pérdida. A veces caímos en su trampa.

"A Messi le abastecemos para que arriesgue en zonas con mucha gente y poco espacio. Le toca el trabajo más complejo. Creemos en Leo al máximo. No nos podemos caer, esto sigue"

-¿Cómo valora el partido de Messi?

-No pude charlar con él después del partido porque me tocó el control antidoping, pero es nuestro jugador clave. Es al que más abastecemos para que arriesgue en las zonas más difíciles con mucha gente y poco espacio. Le toca el trabajo más complejo. Creemos en Leo al máximo.

0 Comentarios
cargando