Ir a contenido

ENTREVISTA CON LA LEYENDA DEL ATLÉTICO

Futre: "Griezmann acierta. En el Barça sería uno más, en el Atlético será una leyenda"

El exjugador portugués repasa sus vivencias y analiza el duelo ante España en una entrevista con EL PERIÓDICO

Raúl Paniagua

Futre, en una imagen reciente, besa su Balón de Plata de 1987 junto a camisetas de sus equipos. 

Futre, en una imagen reciente, besa su Balón de Plata de 1987 junto a camisetas de sus equipos.  / EL PERIÓDICO

La agrietada España debutará este viernes en el Mundial contra Portugal, un duelo entre vecinos que siempre tiene morbo aunque esta vez se hable más del terremoto por el despido de Lopetegui que del pulso deportivo. Uno de los símbolos históricos del fútbol luso es Paulo Futre (Montijo, 52 años), que analizará los partidos del torneo para la televisión de su país. Campeón de Europa con el Oporto en 1987 y Balón de Plata de ese año, jugó en los tres grandes de Portugal y es una de la leyendas del Atlético. Con su selección fue 44 veces internacional (7 goles).

-¿Tiene ganas de Mundial? ¿Cuáles son sus pronósticos para el torneo?

-Los grandes futboleros siempre tenemos ganas de Mundial. Es la fiesta del balón, lo más bonito para un futbolista. En Rusia veo a las favoritas de siempre. En el primer vagón pondría a Brasil, Alemania y España. Creo que una de las tres será la campeona. Después pondría un segundo vagón con Francia, Argentina y Portugal. Nada más.

-¿Puede erosionar a 'la Roja'' la marcha de Lopetegui?

-Ha sido algo que nadie esperaba. España es un equipazo. Yo antes de todo esto la veía campeona del mundo si jugaba como ante Argentina. Es una maravilla cuando se pone a tocar el balón. De hecho, creo que ha cambiado muy poco respecto al bloque campeón del 2010. Disfruté mucho con aquel equipo. Lloré con el gol de Iniesta en Sudáfrica. Se me saltaron las lágrimas con aquella dedicatoria a Jarque. España ronda en casi todos los partidos el 70% de posesión y si tienes la pelota sueles ganar. Me atrevo a decir también que puede ser el Mundial de Diego Costa. Tiene una espina clavada descomunal, es un luchador y querrá vengarse de todas las críticas.

Futre, en un partido del Atlético contra el Barça de la temporada 1987-88, junto a Migueli y Robert Fernández / ARCHIVO (el periódico)

-Usted también vivió un episodio volcánico en México-86, el único Mundial que disputó. ¿Cómo fue aquella experienca?

-Terrible. Para mí el Mundial del 86 es la página más negra de la historia del fútbol portugués. Aquello fue un desastre total, un caos, una vergüenza, el peor momento de mi carrera. Yo tenía 20 años. Los jugadores del Benfica y el Oporto no se hablaban, pero ahí empezaron a unirse contra la federación. Ganamos a la Inglaterra de Lineker el primer partido y solo nos hacía falta un punto contra Marruecos o Polonia para pasar. Perdimos los dos partidos. Fue lamentable, pero me ayudó después en mi carrera. Siempre que pasaba por un mal momento me acordaba de ese Mundial. Nada podía ser peor que aquello. Hasta el presidente del Portugal nos 'amenazó' por la imagen que estábamos dando. En los tres Mundiales siguientes (1990, 1994 y 1998) ni siquiera participamos.

"El Mundial del 86 fue la página más negra de la historia del fútbol portugués. Fue un caos, una vergüenza. Nos peleamos contra la federación. Hasta el gobierno nos 'amenazó' por la imagen que estábamos dando"

-¿Qué nivel de influencia tiene el Barça en España?

-Hablamos de jugadores decisivos. Iniesta es un mito, una leyenda de esas que aparecen pocas veces en la historia. Jamás volveremos a ver un jugador con sus características deportivas y humanas. Es un fenómeno, solo hay que ver los homenajes que le hacen en todas partes. Piqué es de los mejores centrales del mundo. Soy fan de él. Es un líder. No tiene miedo a nada, no se calla. Jordi Alba es de los tres o cuatro mejores laterales del mundo. Es un baluarte tanto atrás como ofensivamente. Cuando menos te lo espera aparece corriendo. Y Busquets es el pivote que todos los entrenadores querrían tener en su equipo. Es el equilibrio del Barça y de la selección. Un pulpo en el centro del campo con tablas y experiencia. 

-¿Le gusta debutar ante España?

-Prefiero enfrentarme a ellos ahora que más adelante. Pase lo que pase, ambas selecciones son más fuertes que Irán y Marruecos. Pasarán las dos a octavos. Es un encuentro que se puede afrontar con más tranquilidad, incluso pueden permitirse un empate y todos contentos. Pero si una pierde sabe que si gana los dos siguientes seguirá.

"Cristiano es mejor cuando está enfadado. Al 'Bicho' no le afectan estas cosas. Si está en el campo los portugueses soñamos con que pueden pasar cosas"

-¿Puede repetir Portugal el éxito de la Eurocopa? ¿Le gusta el once de Fernando Santos?

-Los veo capacitados para competir, pero en un Mundial hay mucho nivel. En la portería tenemos a Rui Patricio, que es un seguro. Está entre los siete mejores arqueros del mundo, pero hay que ver cómo llega psicológicamente después del escándalo que ha supuesto su salida del Sporting de Lisboa. La defensa es la misma de la Eurocopa, pero los centrales, como Pepe, Fonte y Bruno Alves, son dos años más viejos. A mí me gusta mucho Ruben Dias, el niño del Benfica. En el centro, William marca la línea. Es fijo. Luego el míster tiene muchas soluciones con veteranos como Moutinho y más jóvenes como Joao Mario o Gelson, del Sporting. Arriba, me gustaría que tuviera minutos Guedes. Es impresionante. Aporta fantasía, potencia, desequilibrio. Tiene técnica para hacerte una jugada genial en cualquier momento. Eso es clave. También tenemos a Bernardo Silva partiendo de la derecha, André Silva y, cómo no, Cristiano.

Futre, juntos a sus hijos Fabio y Paulo antes de las últimas semifinales de la Europa League entre el Sporting de Lisboa y el Atlético / AUTOR FOTO (FUENTE)

-¿Le pueden afectar a Cristiano las dudas sobre su futuro en el Madrid?

-En la pasada Eurocopa llegó igual. Siempre pasa lo mismo con él. Al 'Bicho' no le afectan estas cosas. Tiene ese olfato goleador que aunque pienses que está mal o que no ha aparecido durante todo el partido te la lía en una fracción de segundo. Marca la diferencia. Si está en el campo los portugueses soñamos con que pueden pasar cosas. Cuando está enfadado es mejor.

-¿Usted confiaba en la continuidad de Griezmann en el Atlético?

-Yo tenía fe. En el Barça solo sería uno más, con nosotros será un mito, una leyenda. Será eterno en el Atlético. Griezmann acierta. Me veo reflejado en él. En mi época todos me decían que me fuera a un grande para ganar más trofeos. Ahora, 30 años después, aún me sueltan que si me hubiese ido al Barça, Madrid o Milan tendría un Balón de Oro. Puede ser, pero no tendría el cariño de tantos y tantos colchoneros.

"Me veo reflejado en Griezmann. A mí también me decían que me fuera al Barça. Si se va será uno más allí. Si se quede en el Atlético será un mito, una leyenda. Será eterno"

-Ese Balón de Oro le falta por culpa de un periodista portugués.

-Así es. La votación del Balón de Oro de 1987 la ganó Ruud Gullit y yo quedé muy cerca. El periodista portugués era el último en votar y le dio los 10 puntos a Gullit. Si se los hubiese dado a Butragueño habría ganado yo. Yo creo que se pensaba que 'el Buitre' iba segundo, pero era el tercero. Es de locos que en un país tan pequeño como el nuestro pase esto. Me cabreé muchísimo en su día, pero ya le perdoné.

0 Comentarios
cargando