Ir a contenido

MOVIMIENTO EN LOS BANQUILLOS

El Girona encara el "reto" de vivir sin Machín

El club paraliza la confección de la plantilla hasta dar con el sustituto del entrenador que lo ha llevado a la élite

El técnico soriano, que el miércoles será presentado en Sevilla, se despide de Montilivi como "un seguidor más"

JORDI DANÉS

Aficionados del Girona despiden a Pablo Machín en Montilivi.

Aficionados del Girona despiden a Pablo Machín en Montilivi. / EFE / ROBIN TOWNSEND

"Tendréis en Sevilla a un seguidor más". Pablo Machín se ha despedido de Montilivi después de cuatro temporadas y media para enmarcar. El entrenador soriano cogió al Girona con un pie y medio en segunda B y lo ha dejado en primera división y con la etiqueta de equipo revelación.

"Son nuevos retos para todos", ha subrayado el presidente de la entidad, Delfí Geli. "Los dos ilusionantes y los dos con un futuro prometedor", ha añadido. Por lo que respecta a Machín, no cabe duda de que el técnico entra en una nueva dimensión. El miércoles será presentado como entrenador del Sevilla para las dos próximas temporadas, aunque en el Sánchez Pizjuán le exigirán resultados desde el mes de julio, que es cuando empiezan las previas de la Europa League. En el Girona, el nuevo inquilino del banquillo tendrá la complicada misión de superar el listón que ha dejado el técnico de Gómara. "En el mundo profesional hay que aceptar y comprender que las personas toman decisiones que a veces separan los caminos", ha apuntado el presidente.

Relevo sin prisas

La pelota está ahora en el tejado del director deportivo. Quique Cárcel tiene ante sí un primer interrogante: ¿el nuevo técnico ha de tener un 'perfil Machín'? La respuesta, probablemente, sea que no. En todo caso, el Girona paralizará la confección de la plantilla hasta que Cárcel no encuentre un entrenador a quien entregar el proyecto deportivo. Con dos meses largos por delante hasta que empiece el curso 2018/19, la prisa es relativa. Y con 18 jugadores con contrato, hay suficiente trabajo avanzado para que el pánico no se apodere del club de Montilivi.

De vacaciones desde hace más de una semana, cuatro jugadores estuvieron presentes en el adiós del míster: Eloi Amagat, Àlex Granell, Pere Pons y Aday Benítez. "El club y los aficionados hemos de estar agradecidos a Pablo. Formará parte de la historia del mejor Girona", ha señalado Amagat, que apenas ha dispuesto de minutos en la máxima categoría (solo dos partidos), pero que no ha querido perderse la despedida. "Yo viví hace unas semanas una situación similar y se agradece que estén a tu lado".

"Yo soy el entrenador. A mí me ponen una plantilla y mi trabajo es hacer mejores a los jugadores que tengo"

Pablo Machín

Machín no ha querido soltar prenda sobre si irá a Sevilla solo o acompañado por alguno de sus colaboradores en Girona. Quien tiene más números es el preparador físico, Jordi Balcells. El mayor temor, sin embargo, es que el técnico se lleve a alguno de los grandes protagonistas de la gran temporada del equipo. En el Girona, Machín ha conseguido sacar un gran rendimiento de algunos futbolistas; el central Juanpe y los delanteros Stuani y Portu (32 goles entre ambos) son claros ejemplos. El técnico ha evitado aclarar si "pescará" en el vestuario rojiblanco: "Los jugadores del Girona tampoco son fáciles de fichar. Quique [Cárcel] ya se ha encargado de que sus cláusulas estén de acorde con su calidad. Aquí hay muy buenos futbolistas, pero yo siempre he sido respetuoso con este club. Además, yo soy el entrenador. A mí me ponen una plantilla y mi trabajo es hacer mejores a los jugadores que tengo".

Futbolistas agradecidos

Àlex Granell y Pere Pons encajan precisamente en la frase de Machín. Con el técnico de Gómara, ambos centrocampistas han ofrecido un rendimiento muy alto y los dos se han fundido en un abrazo con el técnico tras la rueda de prensa de despedida. "Es el entrenador que me ha hecho consolidar en segunda división y que me ha dado la alternativa en primera. Solo tengo palabras de agradecimiento porque, personalmente, me ha hecho evolucionar mucho como jugador", ha destacado el de Sant Martí Vell. Granell también ha puntualizado que Machín ha sido clave en su eclosión como jugador de élite: "Me ha dado su confianza y le he intentado responder con rendimiento y responsabilidad. Creo que el míster ha conseguido convertirme en un futbolista más completo y preparado para rendir al máximo nivel".

Machín deja el Girona después de 183 partidos entre liga y play-offs (189, si se cuentan los seis de Copa del Rey). Y aunque ha vivido situaciones al límite, como un triunfo en el Toralín (1-2, temporada 2013/14) con un gol en los últimos minutos que evitó el descenso directo a segunda B, o la inmensa alegría del ascenso a primera división tras un empate en Montilivi ante el Zaragoza (0-0, 2016/17), el entrenador soriano considera que si tiene que escoger un partido se queda con el Girona-Real Madrid en Montilivi de esta temporada (2-1). "Quizás fuera más trascendente en la historia del Girona el de Ponferrada, pero ver la cara de la afición tras derrotar al Madrid... Creo que aquellos rostros reflejaban lo que era la felicidad absoluta".
 
 

0 Comentarios
cargando