Ir a contenido

LA 'ERA SIMEONE'

El 'cholismo' se reinvidica

El técnico argentino, que iguala a Luis Aragonés con seis títulos, confiesa que vivió la final "triste y amargado" desde un palco del estadio

Marcos López

Simeone, que vio la final desde un palco, festeja el título con su medalla de ganador.

Simeone, que vio la final desde un palco, festeja el título con su medalla de ganador. / REUTERS / PETER CZIBORRA

Estaba encerrado Diego Simeone en la zona alta del moderno estadio de Lyón viviendo una final rara. No podía estar en el banquillo, sancionado por su expulsión ante el Arsenal. Ahí arriba dirigía al Atlético, empeñado en reinvidicar los viejos valores que ha transmitido en su época más exitosa. El cholismo en su paraíso, por mucho que tuviera que verlo desde una situación tan extraña que se sintió realmente incómodo, casi como abandonado. "¿Cómo lo viví en el palco? Estaba triste y amargado, con una sensación de soledad", ha confesado el técnico argentino.

"Si hay algo que tengo con mis jugadores es una conexión tremenda. Puedo estar en el hotel o en mi casa que ellos caminan igual" (Simeone)

Solo, triste y amargado, pero feliz, tranquilo y aliviado porque su conexión con los jugadores no falló en ningún momento de la fina. "Si hay algo que tengo con mis futbolistas es esa conexión tremenda. Llevo seis años con ellos. Puedo estar en el hotel o en mi casa que ellos caminan igual", ha dicho Simeone, enfatizando la "insistencia" de su grupo de futbolistas para levantarse tras tanta caída.

"Estuvimos muy cerca en dos finales de Champions y estuvimos también cerca el año pasado en una semifinal", ha recordado el técnico del Atlético. "Con el gol de Griezmann, el equipo comenzó a manejarse mucho mejor", ha reconocido Simeone, quien se emparenta con esta Europa League a Luis Aragonés. El 'Sabio de Hortaleza' logró seis títulos; el 'Cholo' ahora también suma seis.

"¿Si seguirá Griezmann en el Atlético? Es una pregunta para él, no para mí" (Simeone)

"Perdimos una final por dos minutos", ha insistido Simeone en alusión a aquella derrota en Lisboa ante el Madrid en la final de la Champions. Pero el Atlético, como ha precisado el entrenador argentino, se ha vuelto a levantar, guiado por un soberbio Griezmann. "Ojalá esté contento, ojalá esté feliz. No necesitaba hacer este partido para saber el gran jugador que es. ¿Si seguirá en el Atlético? Es una pregunta para él, no para mí", ha añadido.

Pendiente del futuro de su gran estrella, Simeone se volcó en elogios hacia sus futbolistas. "Estos chicos son maravillosos, son la historia viviente del Atlético de Madrid", ha asegurado el hombre que cambió la historia rojiblanca. Empezó ganando una Europa League (2012), una Supercopa de Europa (2012), una Supercopa de Europa (2012), una Copa del Rey (2013), una Liga (2014), una Supercopa de España (2014) y ahora, cuatro años más tarde, ha conquistado la segunda Europa League (2018).