Ir a contenido

ÚLTIMO PARTIDO EN MONTILIVI

El Girona suma una derrota indolora en casa ante el Valencia (0-1)

Con la permanenecia en Primera garantizada hace semanas, los de Machín dejan los puntos como ante el eibar, el Espanyol y el Betis

Jordi Danés

Pugna entre Lozano y Murillo en el centro del campo de Montilivi.

Pugna entre Lozano y Murillo en el centro del campo de Montilivi.

No empañó el Valencia la fiesta de la permanencia del Girona, rubricada hace semanas pero celebrada ayer coincidiendo con la disputa del último partido de un curso histórico en Montilivi. La derrota no dolió (0-1), ni tampoco la serie de cuatro seguidas en el estadi con las que los de Machín han cerrado el curso como locales (Eibar, 1-4; Espanyol, 0-2 y Betis, 0-1).

El Girona lo tenía hecho desde hace muchas semanas y la grada estuvo como nunca ayer a la altura del premio recibido por La Liga como mejor afición de primera. No mereció en absoluto la derrota el equipo de Pablo Machín, pero una genialidad de Vietto que empezó y finalizó un contragolpe de tres contra tres dio los tres puntos al Valencia.

El Girona salió al cesped dispuesto a romper con la mala racha y jugando con una marcha más que el Valencia, pero no tradujo su dominio en ocasiones ante un rival sólido que poco a poco fue equilibrando el partido. Fue una primera parte abierta pero con pocas ocasiones de gol. Un remate de Carlos Soler acabó en las piernas de Bernardo (27’) y un disparo de Guedes fue detenido por Bounou (34’).

Maffeo supera a Goçalo Guedes / JORDI RIBOT

La mejor ocasión de la primera parte fue para el Girona, en un centro de Choco Lozano que Stuani no pudo culminar pero que dio paso a una volea de Borja García que Jaume Domènech envió a córner (37’).

Tras el descanso, Vietto retrató Bounou con un espectacular disparo desde la frontal que avanzó al Valencia. El Girona, que en absoluto se dio por vencido, tuvo ocasiones suficientes para igualar como mínimo el marcador. Las más claras fueron una de Juanpe que acabó con una fenomenal intervención de Jaume Domènech (65’) y especialmente un remate de cabeza de Olunga a la madera (76’).

Homenaje a Eloi Amagat

El momento culminante del partido no fue ni un gol ni una parada ni una ocasión. Fue la salida al césped de Eloi Amagat en el minuto 81 y a quien Montilivi recibió con una atronadora ovación. Pudo ser el guión perfecto si en el minuto 82 y en el primer balón que tocó tras un córner el cuerpo de un defensa visitante no se hubiera interpuesto.

Pablo Machín da instrucciones desde la banda durante el partido con el Valencia / jordi ribot

En los últimos minutos la afición cogió el relevo. Daba igual si atacaba el Valencia o lo hacía el Girona. Montilivi fue una fiesta,que luego siguió sobre el césped, con Eloi de nuevo como gran protagonista, y posteriormente los festejos se trasladaron al centro de la ciudad. Poco importó ya el 0-1. El equipo hizo los deberes mucho antes. Tocaba fiesta. Y Montilivi estuvo siempre a la altura.

Ficha del partido

GIRONA: Bounou; Ramalho, Bernardo, Juanpe; Maffeo (Aday 58’), Timor, Granell, Mojica; Choco Lozano (Olunga 72’), Borja García (Eloi Amagat 81’); i Stuani.
VALENCIA: Jaume Domènech; Montoya, Jeison Murillo, Rubén Vezo, Lato (Nacho Vidal 85’); Ferran (Gayá 76’), Maksimovic, Carlos Soler, Guedes; Vietto i Zaza (Rodrigo Moreno 71’).
GOL: 0-1 (60’) Vietto.
ÁRBITRO: Iglesias Villanueva, del colegio gallego (7): Amarillas: a los locales Maffeo (33’), Timor (89’), y a los visitantes Carlos Soler (28’), Zaza (59’) y Lato (76’). Rojas: ninguna.
PÚBLICO: 10.850 espectadores en Montilivi.
 

0 Comentarios
cargando