Ir a contenido

FINAL EN CÁCERES

El Barça suda su quinta Copa del Rey de fútbol sala (4-3)

Un gol de Aicardo en la prórroga acaba con la resistencia de un Jaén que igualó un 3-1

José María Expósito

Los jugadores del Barça, con la Copa del Rey.

Los jugadores del Barça, con la Copa del Rey. / FCB

Tuvo que esperar a la prórroga, pero el Barça Lassa finiquitó este sábado cuatro años de sequía de la sección de fútbol sala al levantar en Cáceres su quinta Copa del Rey. No resultó fácil. El Jaén Paraíso Interior, especialista en los últimos años en dar la sorpresa en torneos del KO, vendió cara su piel: igualó un 3-1, forzó la prórroga y solo un trallazo de Aicardo a la salida de un córner resolvió la final (4-3) cuando la 'marea amarilla' convocada por el conjunto andaluz ya se veía en la tanda de penaltis.

"Con el Jaén empezó todo, para mal, con la final de Copa de España que nos ganó en el 2015, y contra ellos cerramos hoy un círculo", analizó eufórico y aliviado el ala azulgrana Sergio Lozano. En aquella final comenzó el bravo conjunto amarillo a labrarse una fama de 'matagigantes' que este año, en que ha acabado cuarto la liga regular, ha ratificado al arrebatar nuevamente la Copa al Inter Movistar, vigente campeón continental.

Pabellón teñido de amarillo

Sabía el Barça del peligro del Jaén, cuya afición abarrotó las gradas del Multiusos de Cáceres en busca de un nuevo milagro que parecía imposible a los seis minutos, después de que en 37 segundos Ferrao Esquerdinha pusieran en franca ventaja a los azulgranas. Pero Burrito acortó distancias enseguida (m. 7), lo que mantuvo alta la moral andaluza.

Santana estuvo listo desviando un balón para marcar el 3-1 (m. 13), pero en una jugada en la que casi llega el cuarto, Alan acabó recortando distancias. Un mal pase atrás del Jaén lo solventó Dídac, el portero cedido por el Barça a los andaluces, con un pase que propició un contragolpe letal (m. 15). En unos minutos de desconcierto azulgrana, Boyis, Carlitos y Dani Martín se pasaron la pelota sobre la línea de la frontal para que el último empatara ante la pasividad de la zaga catalana (m. 19).

Ferrao dispara a puerta durante la final. / FCB

En la reanudación, el Jaén tuvo ocasiones para adelantarse, pero Sedano salvó los peores minutos de sus compañeros y poco a poco los andaluces fueron perdiendo fuelle. En la prórroga los amarillos apenas se limitaban a defender, sin fuerzas para generar peligro, aunque estuvieron a punto de forzar la tanda de penaltis. Pero Aicardo, a la salida de un córner, bajó el balón y lo empaló de forma impecable para hacerse con la Copa.

De la gloria al desierto

"He tirado con el corazón, con las pocas fuerzas que me quedaban después de un partido tan largo. Después de todo el sufrimiento de estos años sin ganar nada nos merecíamos el título", ha explicado el autor del tanto decisivo. "Cuando Aicardo ha chutado hemos empujado todos. Nos merecíamos un título, el que fuera. Se ha conseguido en este ambiente tan difícil y tiene que ser un punto de inflexión para nosotros", ha dicho Sedano justo antes de recoger el trofeo. "Vivimos una época gloriosa en que lo ganábamos todo, luego vino una travesía por el desierto y espero que hoy empiece una nueva etapa", ha deseado Lozano.

Temas: Fútbol sala

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.