Ir a contenido

EUROPA LEAGUE

El Atlético se mete en la final de la Europa League

Los rojiblancos eliminan al Arsenal con un gol de Diego Costa tras el empate a uno de la ida

Jordi Tió

Diego Costa celebra junto a Thomas el único gol del partido.

Diego Costa celebra junto a Thomas el único gol del partido. / REUTERS / JUAN MEDINA

El Atlético jugará la final de la Liga Europa, el próximo 16 de mayo en Lyón, después de eliminar al Arsenal (1-0, 1-1 en la ida) en un intenso partido en la primera gran noche europea del Wanda Metropolitano. Costa, al borde del descanso, marcó el único tanto del encuentro. Los rojiblancos se medirán en la final con el Olympique de Marsella, que eliminó al Salzburgo en la prórroga.    

Simeone, sancionado tras ver la roja en el partido de ida, no paraba de moverse nervioso desde uno de los palcos preferentes del estadio. No acababa de gustarle lo que veía. Dominaba el Arsenal, con Özil al mando, mientras que los rojiblancos cedían cada más metros. 

Godín, imperial

Bellerín, por la derecha, y Lacazette, por la izquierda, inquietaban la zaga colchonera, sustentada por un Godín imperial, y al Atlético le costaba un mundo dar tres pases seguidos. El juego era inconexo y el Arsenal se aprovechaba de la ansiedad de los locales.

El primer golpe, sin embargo, lo encajó el Arsenal y no en forma de gol. El equipo de Wenger perdía a Koscielny a los siete minutos, lesionado de gravedad, quien tuvo que salir en camilla, en una acción que se hizo completamente solo. Se recompuso el conjunto londinense y Lacazette, el punta más incisivo, desperdició un mano a mano ante Oblak debido a un mal control del balón.

Avisa Griezmann

Respondió el Atlético con sendos remates de Koke (m. 36) y Griezmann (m. 38) sacudiéndose por fin el dominio del Arsenal, que decidió tomarse un cierto respiro ante la proximidad del descanso, al que se preveía llegar sin goles.

Pero entonces irrumpió Diego Costa con furia. Griezmann robó el balón, vio el desmarque de su compañero y allí mandó la pelota con precisión. El hispanobrasileño controló, impuso su corpulencia ante el acoso de Bellerín y batió de un potente disparo a Ospina. Se avanzaba el Atlético en el momento preciso. Llegaba el descanso y el Atlético estaba más cerca de la final de Lyón.

Sin puntería

Pudo sentenciar el duelo el Atlético tras un explosivo inicio del segundo tiempo. Griezmann y Diego Costa gozaron de dos buenas ocasiones pero fallaron en la definición. Contuvo las embestidas el Arsenal y de nuevo volvió a la carga, consciente de la necesidad de marcar para forzar la prórroga. Wilshere dio el primer aviso y Mikhitaryan asustó de verdad con un potente disparo que salió rozando el larguero.

Tragó saliva el Wanda y supo que tocaría sufrir hasta el final. Y mucho más cuando Diego Costa pedía el cambio por unos calambres y era relevado por Fernando Torres.

Siete minutos de agonía

Quedaban apenas siete minutos de juego y el Atlético tiró del manual de Simeone para las situaciones de emergencia: cuanto menos ruede el balón, mejor. Y pocos equipos se desenvuelven mejor que los rojiblancos en esas situaciones de angustia. Se tardaba una eternidad en poner la pelota en juego y cada acción era una batalla a vida o muerte.

Rugía el Wanda, consciente de la falta de aliento de los suyos, pero la final estaba cada vez más cerca. Concedió tres minutos de añadido el colegiado pero ya todo estaba decidido: Simeone metía de nuevo al Atlético en una final europea y Wenger cerraba su ciclo de 22 años en el Arsenal con otro fracaso en Europa.

Ficha técnica

(1) Atlético de Madrid: Oblak; Thomas (Savic m. 92), Giménez, Godín, Lucas; Saúl, Gabi, Koke, Vitolo (Correa m. 74); Griezmann y Diego Costa (Fernando Torres m. 83).

(0) Arsenal: Ospina; Bellerín, Mustafi, Koscielny (Chambers m. 11), Monreal; Xhaka, Ramsey, Wilshere (Mkhitaryan m. 69); Özil, Welbeck y Lacazette.

Gol: 1-0: m. 48: Diego Costa bate a Ospina dentro del área, tras un pase de Griezmann.

Árbitro: Gialucca Rocchi (Italia). Enseñó cartulina amarilla a Wilshere (m.42), Monreal (m. 59), Mustafi (m.78), Saúl (m.70) y Costa (m.78).

0 Comentarios
cargando