Ir a contenido

EUFORIA BLANCA

Sergio Ramos ve "merecida" la clasificación del Madrid para la final

"Cuando le pones el alma y juegas con el corazón, esta es la recompensa", dice el capitán blanco

El Periódico

Sergio Ramos, rodeado de aficionados en las gradas del Bernabéu, tras el empate ante el Bayern.

Sergio Ramos, rodeado de aficionados en las gradas del Bernabéu, tras el empate ante el Bayern. / Rodrigo Jimenez

Sergio Ramos consideró que la clasificación del Madrid para la última cita de Kiev, era merecida. Opinó, incluso, que su equipo había sido mejor que el Bayern pese a que el cuadro alemán dispuso de más oportunidades de gol. "Es un premio volver a jugar otra final y poder defender nuestro título", dijo sobre el césped. "Cuando juegas con el alma y el corazón, esta es la recompensa", concluyó.

"Les regalamos un gol en cada partido"

Mats Hummels

Defensa del Bayern

"Ha sido muy difícil. Nos enfrentamos a un rival duro con una tensión increíble porque sabíamos que si nos marcaban un gol el partido se iba a complicar. Hemos sufrido muchísimo", reconoció Marcelo. El lateral brasileño no escondió que había tocado el balón con la mano en un centro de Kimmich. El árbitro no pitó penalti. 

Sergio Ramos expresó su confianza en revalidar el título ganado la temporada pasada a la Juventus. "Tenemos que ir con confianza pero sin sacar pecho", apuntó, después del sufrimiento padecido en el Bernabéu. Tras la victoria de Munich (1-2), el Bayern tuvo muchas oportunidades para remontar la eliminatoria. "Son un equipazo y lo llevan demostrando muchos años. Han sido un hueso muy duro de roer", analizó.

Hummels se despide de los aficionados alemanes / PAUL white (ap)

Decepción en el Bayern

Y un representante de ese hueso, Mats Hummels, admitía: "Les hemos regalado un gol en cada partido". El central lamentó que los graves errores cometidos por el Bayern son inadmisibles en una semifinal. No solo en defensa, sino en ataque, "al desperdiciar ocasión tras ocasión", apuntó. "Para ganar el título hay que estar fino y ser preciso", añadió.

David Alaba estaba cabizbajo: "Estamos completamente decepcionados". No hacía falta que lo dijera. Era la viva imagen de la tristeza, como sus compañeros. Y opinaba lo contrario que Ramos. Entendía que el Bayern debía haberse clasificado para la final. Pero malogró oportunidades y el portero Ulrich cometió un grave error. "Asumimos la derrota como un equipo", dijo, disculpándole.

0 Comentarios
cargando