Ir a contenido

SEMIFINALES DE LA EUROPA LEAGUE

El Atlético busca la primera gran noche europea en el Wanda

Los rojiblancos parten con la ventaja del 1-1 de la ida ante el Arsenal para meterse en la final

Jordi Tió

Simeone, en la rueda de prensa.

Simeone, en la rueda de prensa. / JUAN MANUEL PRATS

El Wanda Metropolitano puede vivir este jueves la primera gran noche europea de su historia. Anda por medio el pase a una final europea para el Atlético de Simeone y enfrente irrumpe el Arsenal de Wenger, ansioso por cerrar de la mejor manera posible su ciclo de 22 años en el banquillo ‘gunner’. Los rojiblancos aparecen con mejores cartas sobre la mesa tras el 1-1 de la ida, un empate épico ya que jugaron con 10 hombres durante 80 minutos. Pero la igualdad también es engañosa ya que un solo gol de los londinenses desequilibraría de nuevo el partido y lo que ha dejado claro el Arsenal esta campaña es que es mucho más peligroso cuando juega lejos de su estadio.

El Atlético, no obstante, se aferra a la solidez que ha exhibido en esta competición, especialmente en el Wanda, justo lo que le faltó en la Champions y lo que le acabó condenando a disputar la segunda competición europea, de la que salió vencedor en el 2010 y 2012. Ahora pugna por llegar de nuevo a la final, el próximo 16 de mayo en Lyón, aunque el Arsenal, que estará arropado por más de 3.500 aficionados, también aspira a conquistar un título europeo ya que en el museo del Emirates Stadium solo reluce la Recopa de 1994 y la Copa de Ferias de 1970. Un triste palmarés para un club que siempre ha querido formar parte de la élite europea sin acabar de conseguirlo (el Barça le birló la Champions en la final del 2006 en París).

El regreso de Diego Costa

Simeone, que no podrá contar con Juanfran, lesionado, ni con Vrsaljko, sancionado, sí puede contar con el resto del bloque titular, especialmente de Diego Costa, ausente en la ida y con muchas cuentas pendientes con el Arsenal tras su polémico paso por la Premier, en el Chelsea, donde dejó su inconfundible sello tanto para lo bueno (los goles) como para lo malo (sus trifulcas en el terreno de juego).

Pondrá poner prácticamente a su mejor once sobre el campo pero Simeone no estará en el banquillo. Expulsado en el Etihad por protestar las dos amarillas a Vrsaljko en 10 minutos, el técnico colchonero no podrá tener contacto alguno con sus jugadores desde el mismo momento que estos pisen el estadio.

"Necesitamos un estadio que explote"

Un detalle que no importa a Simeone, confiado en la fuerza de su equipo y, sobre todo, en la presión que puede ejercer la afición. “Necesitamos un estadio que explote, que transmite pasión y energía positiva”, reclamó el técnico rojiblanco, preocupado por el juego directo del Arsenal.  

“En el partido de ida creamos muchas ocasiones pero no las conseguimos transformar. Esperemos que este jueves si entre el balón”, deseó por su parte Wenger, consciente de la dificultad de tumbar al Atlético, el último obstáculo, final a parte, para intentar meter al Arsenal en la Champions de la próxima temporada. Sexto en la Premier y alejado de los puestos de la Liga de Campeones, el gran reto es ganar la Liga Europa para disputar la primera competición continental. Sería la mejor manera de despedirse del Arsenal.

0 Comentarios
cargando