Ir a contenido

El Madrid vuelve a deprimir al Bayern (1-2)

Carlos F. Marcote

Jugada polémica en el área del Madrid con posible mano de Marcelo.

Jugada polémica en el área del Madrid con posible mano de Marcelo. / Matthias Schrader

Archivado el episodio de pánico que le causó la Juventus en el Bernabéu en la vuelta de cuartos, el Madrid volvió a la semifinal de la Champions para aguar la fiesta al Bayern en el Allianz Arena. Remontó el equipo blanco un gol de Kimmich con tantos de Marcelo y Asensio  para llevarse un nuevo triunfo del estadio del campeón alemán, que tiene motivos para sentirse algo más que frustrado y empezar a pensar en una maldición verdadera.

Son ya tres victorias seguidas allí en los últimos años, con otras tantas en el Bernabéu, para engordar la nueva tendencia triunfal del cuadro madridista. Una marcha que no lograron quebrar ni Guardiola ni Ancelotti y que ahora va a constituir una misión realmente complicada para Heynckes, el entrenador que ganó la séptima con el Madrid y cuyas posibilidades de cortarle el camino hacia la final de esta edición han quedado reducidas sensiblemente, si es que los madridistas no vuelven a jugar con fuego la semana que viene.

Superó momentos de desconcierto inicial el cuadro blanco para golpear en los momentos clave y dar un gran paso hacia su cuarta final en cinco años, lo que le dejaría a las puertas de elevar a trece el número de sus Copas de Europa. Un horizonte que empujó al equipo español para dar la vuelta al marcador, con Asensio y Lucas de nuevo protagonistas, y aguantar con firmeza después las acometidas del Bayern, lideradas casi siempre por un rejuvenecido y enorme Ribéry.

Suplencia de Benzema

Se confirmó la previsión de que Benzema iba a ser carne de banquillo, lo mismo que Bale, y fue Lucas el elegido por Zidane para derrochar trabajo y quemar kilómetros por el carril derecho en ayuda de Carvajal, que no tuvo un comienzo nada lucido, lo que probablemente no contribuyó en nada a que el equipo blanco encarara con el aplomo la intensidad local en el arranque del partido.

Robben se lesionó en el minuto 6 de partido / REUTERS

No había pasado un minuto cuando el lateral derecho blanco despejó a lo loco para que el balón rechazado acabara a pies de Lewandowski; el polaco pasó al desmarcado Müller pero el balón no le llegó en las mejores condiciones para marcar a puerta vacía. Instantes después, el cuadro alemán reclamó penalti por mano de Carvajal que fue más bien hombro y el Madrid siguió sin cogerle el aire al choque debido a la buena presión alemana.

El buen ritmo impuesto por el Bayern provocó que la dispersión anidara en los de Zidane, sin claridad alguna para trasladar el balón hacia las posiciones de vanguardia, donde Cristiano Ronaldo no podía aparecer y aún menos Isco, sin entrar apenas contacto con el balón. Ocurrió antes y después de que Robben tuviera que abandonar el terreno de juego lesionado y el campeón germano estuviera un buen rato sin saber qué dirección tomar. Pese a ello, el conjunto madridista se tiró casi 20 minutos sin pisar el área rival. La primera vez que lo hizo en serio, Ronaldo no pudo precisar su pase final para la buena llegada de Modric y cuatro minutos más tarde Carvajal tiró a las manos de Ulreich en buena posición al aprovechar una torpeza de Rafinha.

Marcelo deja vía libre

Se serenó el Madrid, comenzó a sentirse cómodo con el balón y a nublar las salidas del Bayern, pero una insensatez de Marcelo provocó que Kimmich encontrara vía libre hacia el primer gol del partido. El lateral brasileño se entretuvo en el área alemana tratando de retrasar el saque del portero y cuando este sacó hacia James, su lateral derecho ya iba lanzado más allá del centro del campo mientras Marcelo empezaba a trotar a 70 metros de su parcela defensiva. El colombiano profundizó a la derecha sobre Kimmich y este se encontró también con que Navas le facilitaba la labor al vencerse antes de tiempo para acabar colocando la pelota porel palo del portero, que esperaba el pase hacia Lewandowski (m. 28).

Volvió a reinar el desconcierto en la defensa blanca, que respiró aliviada cuando un mal control de Ribéry, a quien Thiago había dejado solo ante Navas, evitó que el partido se pusiera mucho más cuesta arriba para los blancos, mientras Zidane no dejaba de echarse las manos a la cabeza. Lo hizo en esa jugada y varias veces después, sobre todo en acciones a balón parado, un tormento para la zaga madridista.

Ocurrió, sin embargo, que después de salir indemne en dos claras ocasiones de Hummels y Müller, el Madrid golpeó por medio de Marcelo, que enmendó su patinazo en el tanto de Kimmich con un zurdazo cruzado imposible para Ulreich tras un globo de Ramos desde la derecha y un toque de Carvajal (m. 44).

Heynkens y Zidane, en la banda del Alianz de Múnich / AFP

Al descanso se llegó con empate porque Lewandowski perdonó de cabeza en una falta sacada de forma magistral por James. De él volvió el conjunto madridista con Asensio en lugar del desafortunado Isco y, después de que Müller no llegara a remachar a centro de Ribéry aparecieron el mallorquín y su gran socio, Lucas, para dar otro zarpazo deprimente para el Bayern. En un regalo de Rafinha en el círculo central nació la contra que acabó con balón picado por Asensio por encima del portero para anotar el gol del triunfo.

Un triunfo que Ribéry no dejó de comprometer una y otra vez, pero que la defensa y sobre todo Navas aseguraron mientras Ronaldo protestaba por la anulación de un tanto al que había precedido un control claro con el brazo y Benzema, relevo del lesionado Carvajal, estaba cerca de culminar una gran jugada personal. Lucas tuvo que multiplicarse para intentar frenar al extremo francés y el Madrid, ya sin capacidad para administrar el balón de manera eficiente, pudo dar gracias a que Lewandowski no fue Lewandowski en un partido que estuvo a un paso mínimo de acabar empatado. Pero el delantero polaco, con Navas encima eso sí, echó fuera lo que no acostumbra ya cerca del final a centro de Tolisso.

Bayern Múnich 1 - Real madrid 2

Bayern:  Ulreich (5), Kimmich (6), Hummels (5), Boateng (5), Rafinha (4), Javi Martínez (6), Müller (5), James (6), Robben (5), Ribéry (9), Lewandowski (4). Entrenador: Jupp Heynckes (5) .

Cambios: Thiago (6) por Robben (m. 8); Süle (5) por Boateng (m. 33);

Real Madrid: Keylor Navas (8), Carvajal (7), Varane (6), Ramos (7), Marcelo (7), Casemiro (6), Modric (6), Kroos (5), Lucas (7), Isco (4),  Cristiano Ronaldo (5). Entrenador: Zinedine Zidane (7).

Cambios: Asensio (8) por Isco (m. 46); Benzema (6) por Carvajal (m. 66); Kovacic (s.c.) por Casemiro (m, 83).

Goles: 1-0 (m. 28), Kimmich, de disparo al palo corto tras pase de James. 1-1 (m. 44), Marcelo, de gran zurdazo cruzado. 1-2 (m. 57), Asensio por encima de Ulreich a pase de Lucas.

Tarjetas: Ribéry (m. 52), Casemiro (m. 77), Thiago (m. 89).

Campo: Allianz Arena.

0 Comentarios
cargando