Ir a contenido

CHAMPIONS LEAGUE

El Bayern agua la fiesta del Sevilla (1-2)

Dos goles en propia puerta de los andaluces ponen a los alemanes a un paso de las semifinales

Albert Guasch

Pablo Sarabia celebra el primer gol del Sevilla al Bayern.

Pablo Sarabia celebra el primer gol del Sevilla al Bayern. / REUTERS / JON NAZCA

La Champions es de los poderosos. Lo es el Bayern. No lo es aún el Sevilla, que se estrenó en los cuartos con la excitación subida pero que no basta cuando la exigencia es máxima. El campeón alemán demostró que pertenece a una categoría superior, no en vano disputa su séptima eliminatoria de cuartos consecutiva, y apretó el botón que prácticamente le eleva a las semifinales. Se impuso por 1-2 en un partido de ida en que al Sevilla le faltó también la suerte que suele acompañar a los clubs aristócraticos.

Vincenzo Montella, el técnico italiano de los andaluces, dejó fluir el entusiasmo de sus futbolistas y de la bombonera del Sánchez Pizjuán y consiguió que el Bayern se sintiera con la necesidad de replegarse. Eso fue lo que sucedió inicialmente. Y logró el premio del 1-0 de Pablo Sarabia, que le robó la posición en el área al lateral Bernat antes de hacer diana y alimentar la caldera de la grada (1-0, m. 30).

Pero a un gigante no se le noquea fácilmente. El Bayern se estiró como un elástico y le dio la vuelta con dos goles en propia puerta de los sevillistas. Primero desvió Navas un pase del rejuvenecido Ribery (1-1, m. 36); después, ya en la segunda parte, Escudero colaboró en un remate de cabeza picado de Thiago (1-2, m. 67). Frustrante al máximo para el cuadro español. 

Aroma a Guardiola

El Bayern, a un paso de voler a ganar la Bundesliga, no se ha despojado aún del todo de la estructura que asentó Pep Guardiola. Jupp Heynckess, el veterano técnico de 72 años, alineó a un once que, salvo el central Hummels, estaba compuesto por futbolistas utilizados por el técnico catalán en su etapa alemana, finiquitada hace dos campañas. Y no solo eso. Mantiene el equipo bávaro el gusto por salir tocando, abrirse a las bandas y mantener la posesión hasta desgastar al contrario. 

Al Sevilla le pasó eso; se fue diluyendo, perdiendo capas de resistencia, aunque seguramente durante la semana maldecirá el pie inoportuno de Navas en el primer tanto.

Le iban bien las cosas al Sevilla. Mandaba en el marcador. Marcó Sarabia. Pudo haber anotado incluso unos minutos antes en una oportunidad de las que no debe malgastar un goleador. Parecía sentirse a gusto en cómo se desarrollaba la contienda. Pero un avance de Ribery, incisivo y valiente durante la velada hasta su sustitución, tuvo un desenlace desgraciado. La desvió el jugador sevillista y David Soria, el sorprendente relevo de Sergio Rico en la portería, se quedó a muy poco de atajarla.

La factura del primer gol

"Este primer gol nos ha pasado factura", admitió Sarabia tras el partido. Ciertamente, el Bayern se robusteció, adquirió confianza y se adueñó del flujo del encuentro. Como si hubiera arrancado de los brazos de su rival el timón de los acontecimientos. El Bayern registró la propiedad de la segunda parte. Presionó y controló. Y en una de esas acciones en que el balón cayó a los pies de Ribery, este lo colgó al área, a la cabeza de Thiago, que picó bien, y Escudero aún mejoró el remate. El gol se le adjudicó al exjugador del Barça.

Mal pinta la vuelta en Múnich para los andaluces, que echaron de menos al sancionado Banega. "Ha sido una pena", concedió Montella. "El equipo ha demostrado orgullo. Hemos jugado especialmente bien en la primera parte. Pero no hemos tenido suerte. Tenemos pocas posibilidades ahora", reconoció.

Ficha técnica

Sevilla (1): David Soria (5), Jesús Navas (5), Kjaer (6), Lenglet (7), Escudero (5), N'Zonzi (6), Pizarro (5), Sarabia (7), Franco Vázquez (5), Correa (5) (Sandro, m. 77, (5)) y Ben Yedder (4) (Muriel, m. 79 (sc)).

Bayern (2): Ulreich (6), Kimmich (7), Boateng (6), Hummels (6), Bernat (4) (Rafinha (6), m. 46), Javi Martínez (8), Arturo Vidal (6) (James (7), m. 36), Thiago (7), Muller (6), Ribery (8) (Robben (5), m. 78) y Lewandowski (5).

Goles: 1-0, Sarabia (m. 31), a pase de Escudero; 1-1, Navas (p.p, m. 37), tras un intento de pase de Ribbery que toca el jugador sevillista; 1-2, Thiago (m. 68) remata de cabeza en picado que desvía Escudero.

Árbitro: Daniele Orsato (Italia) (6)

Tarjetas: Ribery (m. 12), Correa (m. 14), Bernat (m. 33), Müller (m. 85), Pizarro (m. 89)

0 Comentarios
cargando