Ir a contenido

PREPARATIVOS DEL MUNDIAL

La pequeña revancha de Brasil ante Alemania

La Canarinha gana a Alemania 0-1 en el primer duelo tras el humillante 1-7 del Mundial del 2014

Jordi Tió

Gundogan persigue a Coutinho.  

Gundogan persigue a Coutinho.   / AP / Markus Schreiber

Nada puede cambiar ya el humillante 1-7 que Alemania infligió a Brasil en la semifinal del Mundial del 2014, siendo entonces los brasileños los anfitriones para mayor escarnio del país donde el fútbol es una religión. Desde ese 8 de julio de aquel año, los brasileños no se habían enfrentado más con los alemanes, posiblemente deseosos de perderlos de vista durante un buen tiempo.

Finalmente, llegó la cita, en el Olímpico de Berlín, y la Canarinha se desquitó a medias de aquella humillación. Sí, ganó 0-1, y se marchó con buenas sensaciones a pocos meses del Mundial, pero aquella descarnada derrota permanecerá en la memoria de los brasileños por años que pasen.

Buenas prestaciones de Coutinho

El renovado equipo de Tite ofreció una buena imagen, especialmente en el primer tiempo, con un activado Coutinho, ubicado como extremo izquierda, y Gabriel Jesús en punta. El delantero del Manchester City gozó de una inmejorable ocasión en el minuto 36, pero solo ante el portero disparó alto. Sin embargo, compensó rápidamente el error ya que un minuto más tarde marcaba de cabeza al rematar un preciso centro de Willian. Trapp, que jugó por Ter Stegen, tocado de una rodilla, logró rozar el balón pero no evitó que cruzara la línea de gol.

Solidez defensiva

Alemania, con muchos cambios respecto al equipo que empató ante España el viernes (1-1), había empezado briosa, dominando el primer tramo de partido pero sin claras ocasiones de gol, a pesar de la intimidación del veterano Mario Gómez, un incordio constante dentro del área.

Pero con el paso de los minutos, Brasil se asentó en el terreno de juego gracias a la solidez defensiva y especialmente en el centro del campo, con Casemiro y el azulgrana Paulinho (jugó los 90 minutos) como baluartes. Marcelo, por la izquierda, ofrecía una buena salida de balón para Coutinho, que jugó 72 minutos, cuando fue relevado por el veloz Douglas Costa.

Allison, muy seguro

Mejoró Alemania en la segunda parte pero no inquietó el área de Allison, portero del Roma, próximo rival del Barça en la Champions, quien se lució en el último minuto al despejar a córner un imponente disparo de Draxler, en la mejor ocasión germana de todo el partido. Los brasileños, a la contra, gozaron de varias ocasiones para aumentar el resultado, pero fallaron en el último remate.

El 0-1 deja a Brasil con buenas sensaciones, aunque nada le hará olvidar el 1-7 del 2014, mientras que Alemania, actual campeona del mundo, merodea entre dudas tras las dos pruebas fallidas.

Inglaterra e Italia empatan

El otro duelo de grandes clásicos se disputó en Wembley, donde Inglaterra e Italia empataron (1-1). La igualada llegó casi al final y fue gracias al VAR. El árbitro recurrió al vídeo para certificar la falta de Tarkowski sobre Chiesa. Insigne no falló desde los 11 metros neutralizando así el gol de Vardy en el minuto 26.

Los ingleses recurrieron a la velocidad de Lingard, Young y Sterling para generar peligro en el área de Donnarumma mientras que los transalpinos apenas inquietaron más allá de las dos ocasiones de Inmobile. Italia, que no jugará el Mundial ya que quedó apeada en la fase de grupos, sigue con su plan de reinvención con el reto de volver a la élite cara a la próxima Eurocopa.

En otro duelo de la jornada, la Colombia de Yerry Mina no paso de la igualada sin goles ante Australia. El central azulgrana salió en la segunda parte mientras que Mojica, lateral zurdo del Girona, disputó los 90 minutos del encuentro.

0 Comentarios
cargando