Ir a contenido

EN EL GIMNASIO POR MOLESTIAS MUSCULARES

Messi no pisa la casa de Cristiano

Sampaoli mima a la estrella azulgrana, que confía en recuperarse para jugar el martes con Argentina ante España en el Wanda

Carlos F. Marcote / Marcos López

Messi, a su llegada al aeropuerto Adolfo Suárez-Barajas de Madrid.

Messi, a su llegada al aeropuerto Adolfo Suárez-Barajas de Madrid. / EFE / JUAN CARLOS HIDALGO

Lleva tiempo Leo Messi con los músculos fatigados. Pero no quiere perderse el duelo del martes contra España. Es un simple amistoso, el último antes de que Julen Lopetegui y Jorge Sampaoli ofrezcan su lista definitiva de 23 jugadores para el Mundial de Rusia-2018. No es, por lo tanto, un partido más. Y Messi, que asistió al triunfo de la selección argentina en Manchester contra Italia (2-0) desde el palco del Etihad, desea volver a vestir la albiceleste este martes en el Wanda Metropolitano contra España.

Sampaoli, que anda armando una Argentina en torno a Leo ("es más su equipo que el mío", llegó a decir el técnico), no tiene dudas. Serán Messi y 10 más, por mucho que este domingo no saliera del hotel.

De momento, el astro del Barça, a quien no solo dosifica Valverde en el Camp Nou sino también el propio Sampaoli, se ve preparado para jugar contra España, aunque ayer se quedara en el gimnasio del hotel, evitando pisar la casa de Cristiano en Valdebebas, la ciudad deportiva del Madrid. "Una ligera fatiga muscular en la zona de los aductores", según explicaron los médicos de la AFA (Asociación de Fútbol Argentino). Va, entretanto, Messi conociendo en los últimos días hogares que le resultan extraños.

Habitó cuatro días en la casa de Guardiola donde estuvo instalado en la ciudad deportiva del Manchester City, visitando junto al Kun Agüero, su amigo del alma, a los niños de siete y ocho años de la academia inglesa. El domingo, sin embargo, no pisó la ciudad deportiva del Madrid porque trabajó en el hotel, al igual que el resto de los titulares que usó Sampaoli contra Italia después de que la selección argentina aterrizara con una hora de retraso por el fuerte viento que sacudía la capital española.

Sin Di Maria, sin el Kun

Con Messi al frente, pero sin Di Maria (causó baja por un problema muscular en su pierna derecha) y también sin el Kun, a quien Sampaoli tampoco ha querido forzar ante España. "Preferimos jugar con Gio Lo Celso contra Italia ocupando la posición de Leo para no modificar el plan", argumentó el seleccionador, quien confía en tener al delantero azulgrana el martes.

"España es una selección ya armada, con una forma definida y que sabe exactamente cómo va a jugar la Copa del Mundo" (Sampaoli)  

"España es una selección ya armada, con una forma definida y qué sabe exactamente cómo va a jugar la Copa del Mundo", reconoció Sampaoli, quien envió a uno de sus ayudantes (el exdeportivista Lionel Scaloni) a espiar el atractivo Alemania-España de Düsseldorf (1-1).

Sampaoli mima a Messi hasta el más mínimo detalle. Eligió, por ejemplo, en Madrid el mismo hotel que usa el Barça y hará la pretemporada del Mundial en la ciudad deportiva azulgrana de Sant Joan Despí

 Nadie mejor que Messi para intimidar a La Roja, un equipo que ha recuperado, de la mano de Lopetegui, sus constantes vitales a través del gobierno del balón, como demostró en sus 35 arrolladores minutos iniciales contra la selección de Löw, actual campeona del mundo. Leo tiene ganas de enfrentarse a esa España que parece haberse levantado de sus dos últimas graves caídas: Brasil-2014 (Mundial) y Francia-2016 (Eurocopa).

Argentina, además, necesita arropar a Messi con un grupo verdaderamente competitivo, donde sí hay espacio para Higuaín, pero cada vez se le cierran más puertas a Dybala, para que no se quede en la orilla como le sucedió hace cuatro años. Por Sampaoli no quedará. Cuida todos los detalles para mimar a Messi. Está ahora instalado en el mismo hotel que ocupa el Barça cada vez que viaja a Madrid y hará la pretemporada del Mundial en la ciudad deportiva del Barça en Sant Joan Despí, la casa de verdad de Leo.