03 jul 2020

Ir a contenido

SILVA, BAJA POR "MOTIVOS PERSONALES"

'La Roja' reafirma su progresión y vuelve a contar entre las grandes

El equipo español recupera el mejor toque en torno a Iniesta aunque echa de menos al lesionado Busquets

Carlos F. Marcote

Andrés Iniesta se marcha de Müller durante el amistoso contra Alemania.

Andrés Iniesta se marcha de Müller durante el amistoso contra Alemania.


La selección española reafirmó en Düseldorf  ante su sucesora como campeona del del mundo, Alemania, sus aspiraciones a regresar al primer plano. Sacó un empate en algo más que un ensayo de mucho prestigio (1-1) para ampliar a 17 partidos (12 triunfos y cinco empates) o la racha de imbatibilidad con Julen Lopetegui al frente, pero sobre todo puso de relieve la progresión del rediseño dirigido por el técnico vasco sin renunciar en absoluto a los valores más sólidos del equipo que reinó de 2008 a 2012, con dos Eurocopas y un Mundial. El martes le espera en el Wanda Metropolitano la Argentina de Messi, la subcampeona en Brasil 2014, para potenciar un poco más sus posibilidades de éxito en la cita en Rusia del próximo verano.

Impresionó el equipo español a los alemanes en varias fases del partido en el Esprit Arena del Fortuna y lo hizo gracias a que la vigencia de Iniesta, dispuesto a despedirse  a lo grande en su último Mundial, no ofrece ninguna duda. Fue en el primer tiempo el director afinadísimo de rondos y más rondos por todas las zonas del campo en sociedad con gente como Silva, Isco, Thiago y Koke. Un buen puñado de acciones perfectamente combinadas de primeras para abrir en canal la defensa de Alemania, que no se vio mucho más perjudicada por la falta de pegada de los españoles en los últimos metros.

A la misma altura 

Un despliegue que llevó al diario Bild a decir que «los dos últimos campeones del mundo protagonizaron un test digno de ser visto. Fue una victoria de dos equipos que se podrán encontrar en Rusia en 119, en las semifinales del Mundial... Es bueno que tengamos oponentes tan fuertes en esta etapa».

También destacó el potencial español el propio Joaquim Löw, el seleccionador germano, que habló de «un ensayo genial ante un rival que está a nuesta altura. Ambos equipos desde su estilo han querido jugar un fútbol de ataque, presionando al rival. Ellos provocaron que a veces nos costase jugar pero arriesgamos y puedo sacar buenas conclusiones».

Silva, que ha abandonado la concentración por motivos personales, se protege ante Draxler / SRDJAN SUKI (EFE)

Puede que no hubieran sido tan positivas si Sergio Busquets hubiera sido de la partida. La ausencia obligada del mediocentro azulgrana por lesión fue probablemente lo que provocó que La Roja, después una media hora brillante, se viera forzada a replegarse más de la cuenta y a defender a menudo metida en su área perdiendo de vista a lanzadores contrastados de larga distancia. Esa fue la respuesta más efectiva del conjunto alemán y cuesta trabajo creer que, con Busi al mando de las operaciones por delante de la defensa, Müller hubiese tenido la oportunidad de empatar con su cómodo y gran zapatazo desde el balcón del área.

Pérdida de la posesión

Julen Lopetegui se mostró satisfecho del trabajo de Thiago y Koke para contrarrestar la baja de Busquets, pero tuvo que admitir los problemas  cuando España perdió la posesión: «Alemania físicamente es más fuerte, con velocidad y jugadores que en transición están más cómodos. En los primeros 30 minutos las evitamos por pocas pérdidas, pero ellos mantienen la intensidad, han tenido sus momentos para correr y ahí son más peligrosos». Pese a todo,  destacó el hecho de que España tuviera personalidad y ambición, y jugara sus bazas «intentando ganar como siempre en cualquier campo y ante cualquier rival».

Baja de Silva

De vuelta a la ciudad deportiva de Las Rozas, el conjunto español volvió a trabajar ayer a mediodía sin Silva, que dejó la concentración por «motivos personales» sin especificar por la Federación y no estará contra Argentina. Piqué, Alba, Iniesta, Thiago y Ramos no saltaron al césped y tuvieron sesión de recuperación en el gimnasio. Después, jornada libre hasta las 13.30 horas deldomingo.