ENTREVISTA CON EL MEJOR JUGADOR ESPAÑOL DE PÁDEL

Paquito Navarro: "El pádel rompe matrimonios"

El astro sevillano, que aspira al título en Badalona junto a Juan Martín Díaz, confía en lograr esta temporada el asalto al número uno del mundo

Paquito Navarro (derecha) celebra un punto junto a Juan Martín Díaz, este martes en su debut en el World Pádel Tour del Olímpic de Badalona.

Paquito Navarro (derecha) celebra un punto junto a Juan Martín Díaz, este martes en su debut en el World Pádel Tour del Olímpic de Badalona. / JORDI COTRINA

5
Se lee en minutos
Raúl Paniagua
Raúl Paniagua

Periodista

ver +

Paquito Navarro (Sevilla, 1989) es el mejor jugador de España de pádel y el número 3 del mundo, solo por detrás de la fantástica pareja formada por Belasteguin Lima. El astro andaluz es puro carisma. Este martes debutó con victoria en el World Pádel Tour de Badalona junto al argentino Juan Martín Díaz, su nueva pareja en una temporada ilusionante. El exnúmero uno, de 42 años, vuelve a las pistas con el huracán sevillano. Pura dinamita.

-Tiene solo 29 años, pero ya es uno de los veteranos del circuito. ¿Cómo se siente en este nuevo desafío?

-Es verdad que ya empiezo a ser un veterano. Llevo 10 años en la élite y esta temporada la afronto como siempre. Con muchas ganas, con mucha ilusión, expectante de ver cómo funciona todo. Cuando llamé a Juan Martín era consciente de que llevaba un año parado por la lesión grave que tuvo, pero tengo una confianza ciega en él. Cuando se meta de lleno entre las cuatro paredes volverá a ser el león que todos recordamos. Es mi ídolo desde pequeño, pero es imposible de imitar. Me encantaba su forma de entender el pádel, de disfrutar. Es un espectáculo, un referente... Hay un salto generacional por las edades distintas, pero estamos muy a gusto. Juan es un tipo sencillo y alegre. Tenemos vidas totalmente distintas, pero buena complicidad. Mi objetivo en este 2018 es que Juan disfrute y vuelva a sonreír.

Paquito Navarro, a punto de conectar un mate en su debut en el World Pádel Tour en Badalona / JORDI COTRINA

"El pádel es un virus mortal. Si te pica ya no te lo sacas de encima, 'enfermas' para siempre. Es el segundo deporte más practicado en España por hombres, pero el primero en mujeres. En 10 años va a estar por toda Europa" 

-Usted ya triunfó en Barcelona en el Polo. ¿Le gusta el público catalán?

-Sí, me encanta. Las pistas se llenan siempre desde el primer día. Es una pasada. Es un ambiente especial, se nota que es un público con una tradición de pádel muy amplia, ves que entienden y que están deseosos de ver espectáculo. Son educados y auténticos. Estuve en Badalona en un clínic hace unas semanas y ya se respiraba ese ambiente. Ojalá se supere el récord de asistencia, hay ganas de ver algo que no se ha logrado nunca.

"Ojalá se supere el récord de asistencia en un partido de pádel en Badalona. El público en catalán me encanta. Se nota que tiene una tradición en este deporte muy amplia. Son educados y auténticos"

-Se le considera un jugador puro de pádel. ¿Cómo fueron sus inicios?

- Empecé en la urbanización de Almería donde veraneábamos. Mis padres y hermanos jugaban y yo era el típico niño que esperaba pelotear un poco. Con 6 añitos ya tenía una pala en la mano en una pista de muro de cemento de cuatro metros. Después me apunté a clases en Sevilla y con 9 años empecé a competir. Pronto vi que me gustaba. Me enamoré enseguida. Mi ilusión era poder vivir del pádel algún día y lo he logrado. Es verdad que soy puro pádel, al tenis he jugado pero solo por diversión.

-¿Cuándo se dio cuenta de que podía vivir de este deporte?

-Cuando dejé de pedirle la paga a mis padres. Con 19 o 20 años. Empecé a ganar mis primeros euritos y ahora vivo del pádel. Estamos lejos del tenis y del fútbol, pero nos da para tirar adelante. Los premios en los torneos, los espónsors y las marcas son fundamentales. Cada vez se implican más.

"El día que me levante y en mi cabeza no esté llegar a lo más alto colgaré la pala. Soy pasional y agresivo. Prefiero morir jugándome la última bola que tirando globos. Vamos a intentar que se corte la racha de Bela. Ya ha ganado bastante"

-La pasada campaña logró cinco títulos en 11 finales junto a Sanyo Gutiérrez, pero no alcanzaron el número uno. ¿Lo ve posible con Juan Martín Díaz?

-El día que me levante y en mi cabeza no esté llegar a lo más alto colgaré la pala. Lo máximo es ir a cada torneo a ganar. Yo tengo un carácter fuerte dentro de la pista. Soy pasional, agresivo. Prefiero morir jugándome la última bola que tirando globos. Soy así. Belasteguin, por ejemplo, es un 10 en defensa. El hecho de estar tanto tiempo ahí arriba tiene un mérito importante. Está claro que vamos a intentar que se corte su racha. Ya ha ganado bastante Bela.

 

 

-El pádel es el segundo deporte más practicado en España después del fútbol. ¿Por qué atrapa a tanta gente?

-El pádel es un virus mortal. En cuanto te pica ya no te lo sacas de encima, 'enfermas' para siempre. Es el segundo más practicado por hombres, pero el primero en mujeres. Eso sí, a quienes comienzan les diría dos cosas: que siempre suele ganar el que menos falla y, sobre todo, que no jueguen en matrimonio. Esto está haciendo mucho daño. Que jueguen con amigos, compañeros de trabajo, pero no con la pareja.  El pádel rompe matrimonios. Es el deporte perfecto para poner cualquier excusa menos mirarse a sí mismo. También es muy social, no importa la edad ni el sexo para pasártelo bien. Reúne todo. La cervecita de después, la charla…

"Soy muy futbolero, pero solo del Betis. Ni Barça ni Madrid. Joaquín es lo más grande de España. El día que le conocí me dijo: 'hombre Paquito, me han dicho que te va bien en esto, a mí se me da mejor el tenis'. Nos partimos de risa los dos. Es un fenómeno"

-En cambio, no acaba de arrancar en otros países. ¿A qué es debido?

-Es todavía un deporte joven que está haciendo sus pinitos en el ámbito internacional. Hay que formar monitores, hacer exhibiciones... En Suecia está pegando ya fuerte, también en Italia, Francia y Portugal, donde es ya un referente. En 10 años va a estar por todos los países, aunque tenemos el hándicap de la climatología. El futuro en estos países europeos es especialmente indoor.

Noticias relacionadas

-Además del pádel su otra gran pasión es el Betis.

-Sí, soy muy futbolero. Pero solo del Betis. Ni Barça ni Madrid. Joaquín es lo más grande de España. También le pega algo al pádel. El día que le conocí me dijo: 'hombre Paquito, me han dicho que te va bien en esto, a mí se me da mejor el tenis'. Nos partimos de risa los dos. Es un fenómeno.