Ir a contenido

FRAUDE DE 14,7 MILLONES

Hacienda mantiene la vía penal contra Cristiano Ronaldo por supuesto fraude y rechaza su oferta económica

La Agencia Tributaria niega que el astro del Madrid les haya ofrecido un cheque en blanco

Cristiano Ronaldo celebra un gol ante el Girona.

Cristiano Ronaldo celebra un gol ante el Girona. / EFE / JAVIER LIZÓN

La Agencia Tributaria mantendrá la vía penal en el caso en el que la Justicia investiga al futbolista del Real Madrid Cristiano Ronaldo por un presunto fraude de 14,7 millones de euros cometido entre los años 2011 y 2014 en relación a sus derechos de imagen, según fuentes próximas a la investigación.

Las mismas fuentes han indicado a Europa Press que hace unos meses hubo una reunión "muy insatisfactoria" en la que el delantero del Real Madrid ofreció "una cantidad insignificante" que rondaría los "cuatro o cinco" millones de euros frente a los 15 que se le reclaman. La Agencia Tributaria habría rechazado su oferta económica, según han precisado.

"Incumplimiento voluntario"

En ningún caso, según las mismas fuentes, habría ofrecido un cheque en blanco para cerrar su caso siempre y cuando se retire la vía penal, circunstancia que Hacienda no tiene previsto.

Según el diario 'El Mundo', Ronaldo habría ofrecido un cheque en blanco a la Agencia Tributaria para cerrar su caso si retira la petición de cárcel que existe contra él. El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Pozuelo de Alarcón investiga a Ronaldo por un presunto delito contra la Hacienda Pública ante la posible existencia de una infracción penal prevista y penada en los artículos 305 y 305 bis del Código Penal.

Sin hacer una referencia explícita, el futbolista salió al paso de estas informaciones a través de su cuenta en Instagram. "Intentan silenciar el momento dulce que estoy viviendo con noticias falsas. La vida es bella. Bendecido"., publicó. 

La Fiscalía, en su denuncia, subraya que el denunciado se ha aprovechado de una estructura societaria creada en 2010 para ocultar al fisco las rentas generadas en España por los derechos de imagen algo que supone un incumplimiento "voluntario" y "consciente" de sus obligaciones fiscales en España.