Ir a contenido

DUELO CON LA REAL SOCIEDAD EN CORNELLÀ

El Espanyol se juega el último tren europeo con Pau en el disparadero

Quique Sánchez Flores espera que la afición reciba este domingo "con sentido común" a Pau, que jugará en el Betis la próxima temporada

Raúl Paniagua

Quique Sánchez Flores, en una rueda de prensa del Espanyol.

Quique Sánchez Flores, en una rueda de prensa del Espanyol. / RCDE

El Espanyol recibe este domingo a la Real Sociedad (12.00 horas) con el objetivo de mantener vivo el complicadísimo sueño europeo. El equipo suma seis jornadas sin caer pero solo un triunfo en esa racha, el logrado contra el Madrid. A los blanquiazules le cuesta horrores sumar de tres en tres y eso se traduce en una posición en la tabla muy discreta

Un tropiezo contra el bloque de Eusebio Sacristán supondría un frenazo definitivo a esa meta de alcanzar la séptima plaza. El agónico empate conseguido en el campo del Levante debe afianzarse con una victoria ante un rival directo en esa lucha europea. Además de la Real, el Espanyol se medirá hasta el final de Liga con otros conjuntos involucrados en la misma pugna. Solo con victorias puede reducirse la distancia. 

Parecidos razonables

Quique Sánchez Flores ha asegurado que las trayectorias de los pericos y donostiarras son similares. Ambos aspiraban a estar más arriba. "Nos parecemos en que estamos por debajo de nuestros objetivos y deberíamos tener más puntos de los que tenemos. La Real es un equipo que no se descompuso pese a fallar. Lo ha seguido intentando y sigue de pie. Tiene más de lo que parece. Será un partido complejo", afirmó el técnico.

Granero, con el balón, junto a Duarte y Jurado en un entrenamiento del Espanyol / RCDE

La Real también se ha mostrado muy irregular en esta Liga, alternando buenas actuaciones con encuentros decepcionantes. Le ocurre algo parecido a los pericos, ya que baja mucho sus prestaciones lejos de Anoeta. Los vascos no ganan fuera desde hace cinco meses, cuando doblegaron al Alavés (0-2). 

"Falta de equilibrio"

El preparador madrileño considera que el principal problema de su equipo es la "falta de equilibrio", con una descompensación evidente entre los niveles defensivos, bastante aceptables, y la falta de eficacia en el ataque. El Espanyol depende demasiado de Gerard Moreno en la parcela ofensiva. 

"Pau es un profesional extraordinario. Este chico sufrió mucho en la portería del Espanyol. Dio la cara por el club y hay que ser coherentes" (Quique Sánchez Flores)

Aún así, al menos los pericos han enlazado seis encuentros sin perder. "Los tres últimos resultados refuerzan el trabajo y dan confianza. Los primeros empates dejaron malas sensaciones aunque el equipo fue fuerte y resistió bien. Ahora llevamos tres partidos con las sensaciones distintas y eso es lo que hace que los jugadores se vengan arriba".

Sin Diego López ni Sergio García

En la convocatoria destacan las novedades de Javi LópezHermoso y el portero Álex Domínguez. Sergio García y Diego López son las principales bajas. El exportero del Madrid sigue recuperándose del brutal golpe que sufrió en la anterior jornada. Bajo palos estará Pau, que acaba contrato en junio y ya está casi comprometido con el Betis.

Cuestionado por el recibimiento que tendrá el meta canterano, Quique fue claro. "Confío en el sentido común de la afición. Creo que sabrá reaccionar bien y antepondrá los intereses del equipo a cualquier otra cosa. Hay un mercado en el que es imposible competir. Se hizo un esfuerzo y llegó el momento en el que podía escoger. Es un profesional extraordinario, este chico sufrió mucho en la portería del Espanyol. Dio la cara por el club y hay que ser coherentes". 

El técnico, en cambio, no quiso profundizar en su futuro. "Me planteo el siguiente partido, el no defraudar a la gente. Me apetece que tengamos un buen resultado, que los jugadores se vayan contentos al vestuario, que la afición se vaya satisfecha a casa. Eso es lo único que me preocupa ahora", concluyó. 

0 Comentarios
cargando