Ir a contenido

LA FA, INFLEXIBLE

Guardiola, multado con 22.500 euros por lucir el lazo amarillo

La Federación Inglesa sancional al entrenador del City por mostrar un símbolo político durante los partidos

Cuixart agradece en 'The Guardian' el apoyo del técnico catalán y dice que el lazo solo simboliza la solidaridad

José María Expósito

Pep Guardiola, con el lazo amarillo en el partido del Manchester City contra el Basilea.

Pep Guardiola, con el lazo amarillo en el partido del Manchester City contra el Basilea. / AP / Rui Vieira

La federación inglesa (FA) no tuvo piedad con Pep Guardiola y le impuso este viernes una multa de 20.000 libras (22.500 euros) por lucir el lazo amarillo en solidaridad con los presos catalanes Jordi Sánchez, Jordi Cuixart, Joaquim Forn y Oriol Junqueras durante los partidos oficiales del Manchester City. El máximo organismo del fútbol inglés no varió su posición inicial y considera el lazo un mensaje político y, por lo tanto, prohibido por su reglamento. 

Guardiola, además, fue advertido cara al futuro. "El entrenador del Manchester City Pep Guardiola ha sido multado con 20.000 libras y avisado cara a su conducta futura tras reconocer la acusación de la FA de lucir un mensaje político, concretamente un lazo amarillo, lo que contraviniene las normas de la FA", reza el comunicado. 

"Esto no va de políticos sino de democracia. Antes que entrenador soy un ser humano"

Pep Guardiola

Entrenador del Manchester City

La FA le abrió un expediente el 23 de febrero y le dio de plazo para responder hasta el 5 de marzo. Si bien es cierto que el técnico acató la resolución, lo hizo con muchos matices. "Acepto la decisión porque tengo que hacerlo, no porque esté de acuerdo", señaló Guardiola, que añadió: "Esto no va sobre políticos sino sobre democracia. Antes que entrenador soy un ser humano". 

Amapolas y narcisos

En la misma línea que su club, comparó el lazo amarillo con el famoso 'poppy', la amapola que se luce en el Reino Unido durante el mes de noviembre en recuerdo a los caídos británicos en la Primera Guerra Mundial. De hecho, la FIFA mantuvo durante años una cruzada con Inglaterra y Escocia por dicho símbolo, que se resolvió el pasado noviembre cuando en un amistoso entre los 'pross' y Alemania ambas selecciones lo lucieron.

Tras el expediente, Guardiola tapó el lazo con una bufanda durante la final de la Copa de la Liga que el City le ganó al Arsenal, en la que miembros del Comité de Defensa de la República Catalana en Londres repartieron cerca de 6.000 lazos entre los seguidores del City para que le mostraran su apoyo. En la rueda de prensa posterior, el técnico aseguró que siempre llevaría el lazo, ya fuese en el abrigo o en un bolsillo.

Posteriormente, en su último partido en la Premier, el pasado domingo en casa frente al Chelsea (1-0), el lazo fue reemplazado en su solapa por un narciso de color amarillo en apoyo a la Fundación Marie Curie contra el cáncer. En la Champions  (torneo tutelado por la UEFA) volvió a lucir el lazo contra el Basilea.

"Un lazo amarillo no representa ninguna afiliación política, solo es un signo de solidaridad con gente que ha sido injustamente encarcelada"

Jordi Cuixart

Presidente de Òmnium

Desde la cárcel de Soto del Real, Cuixart, presidente de Òmnium, mostró su agradecimiento al gesto de Pep en un artículo publicado en el diario británico 'The Guardian'. "Agradezco profundamente el acto de solidaridad de Pep Guardiola de llevar un lazo amarillo en apoyo a los cuatro catalanes presos a pesar de ser acusado por la FA por no quitárselo".

Cuxart, bien informado de la polémica en torno al míster, afeó las palabras del jefe de la FA, Martin Glenn, quien mezcló el lazo con la estrella de David y la esvástica nazi en unas declaraciones por las que tuvo que disculparse. "Son unas declaraciones desafortunadas. Un lazo amarillo no representa ninguna afiliación política ni es un símbolo de la independencia catalana. Es simplemente un signo de solidaridad con gente que ha sido injustamente encarcelada, como las familias de los rehenes estadounidenses retenidos en la crisis de la embajada de Teherán en 1979, que pedían su liberación", compara Cuixart.

La renovación

Guardiola volvió a lucir este viernes el lazo en la rueda de prensa previa al duelo del lunes contra el Stoke, y desmintió las noticias sobre su supuestamente inminente renovación. "A veces los periodistas tienen mala información. Mi agente [Josep Maria Orobitg] no está en la ciudad. El periodista tiene más información que yo". 

0 Comentarios
cargando