Ir a contenido

LA ACTUALIDAD BLANCA

Zidane niega que el fin de la BBC esté próximo

El técnico blanco asegura que quiere la continuidad de los tres mientras él siga en el banquillo

El equipo madridista aspira a prolongar su estirón ante el Alavés, un rival también en racha positiva

Carlos F. Marcote

Bale, durante el entrenamiento de este viernes.

Bale, durante el entrenamiento de este viernes. / DAVID CASTRO

El Real Madrid quiere prolongar su estirón en la Liga con un nuevo triunfo en el Bernabéu contra el Alavés (16.15 horas, beIN LaLiga), lo que supondría haber ganado en seis de las siete últimas jornadas de la competición doméstica, entre las que soló se coló el empate con el Levante. Una racha ampliada con el triunfo sobre el PSG en la ida de los octavos de Champions que lleva a Zinedine Zidane mostrarse satisfecho al fin de la progresión de su equipo después de haber estado al borde del abismo por una crisis galopante, a la que solo habrá dado esquinazo si logran eliminar al conjunto parisino el próximo día 6 de marzo.

Pero no es el PSG lo que ahora preocupa al técnico blanco, según ha asegurado este viernes en rueda de prensa, sino imponerse al conjunto vitoriano, transfigurado desde la llegada de Abelardo a su banquillo. Tampoco es manca la racha del Alavés, que ha ganado cuatro de sus últimos seis encuentros, ha empatado uno y únicamente ha caído con el Barça por la mínima en el Camp Nou.

Baja de Asensio

"Han ganado cuatro partidos y además con rivales muy buenos --Deportivo, Villarreal, Celta y Sevilla--. Sabemos que nunca bajan los brazos, conocemos a su entrenador, sabemos de dónde vienen, pero también nosotros estamos muy bien preparados y si hacemos un buen partido tenemos muchas posibilidades de ganar", ha dicho Zidane, que a las bajas de Kroos, Modric, Marcelo y Vallejo ha sumado en el entrenamiento de este viernes la de Asensio, que ha pasado por el dentista para que le extraigan una muela del juicio.


El jugador mallorquín, probablemente el jugador más en forma de la plantilla en estos momentos, puede ser baja ante el Alavés, lo que multiplica las posibilidades de que la BBC vuelva a coincidir en el equipo titular, algo que no sucede desde el partido del Ciutat de Valencia contra el Levante.

Proteger a Bale

Zidane no lo ha confirmado, pero sí ha reiterado que el galés es un jugador importante "y siempre lo va a ser". Y por supuesto no es partidario, pese a sus últimas decisiones técnicas, de que el tridente formado por Ronaldo, Benzema y Bale vaya a romperse por la posibilidad de traspasar a alguno de ellos a final de temporada. "Siempre voy a estar con mis jugadores. Quiero que sigan siempre aquí, todos los días, hasta que yo esté en este banquillo. Siempre voy a decir eso", ha señalado el preparador madridista, que ha dejado traslucir que lo que hace con Gareth, que ha sido suplente en tres de los cuatro últimos encuentros, es una medida de protección para que no se vuelva a romper.


"Está bien, entrena bien, está metido y yo le quiero ver al cien por cien. No quiero perderle otra vez. Hay que mirar todo. Son importantes muchas cosas y seguro que va a tener el papel importante que no ha tenido hasta ahora por sus lesiones. Tiene que estar bien para jugar todos los partidos y tenemos que estar atentos. Mira lo que ha pasado con tres o cuatro jugadores últimamente. Quiero la salud de mis jugadores y que estén al cien por cien", ha manifestado Zidane, que se disculpó con Ceballos por sacarle a jugar solo 29 segundos contra el Leganés.

"Me supo muy mal. Lo siento mucho y se lo he dicho a él. Estoy encantado con él, sabe que no ha tenido muchos minutos, pero sigue trabajando. Sabe que tiene que aprender y tiene que seguir peleando y pensando que va a tener minutos", ha dicho Zidane, que ha rememorado la gran actuación del sevillano en el partido de la primera vuelta frente al Alavés precisamente, en el que marcó los dos goles del triunfo blanco.

0 Comentarios
cargando