Ir a contenido

JUEGOS OLÍMPICOS DE INVIERNO

'Superjavier' Fernández se consagra con un bronce olímpico

El patinador madrileño triunfa en Pyeongchang al quedar solo por detrás de los japoneses Hanyu, que renueva título, y Uno

Joan Carles Armengol

Javier Fernández, tras ganar la medalla de bronce.

Javier Fernández, tras ganar la medalla de bronce. / David J. Phillip

Javier Fernández ha puesto el colofón a su extraordinaria carrera deportiva al conseguir la medalla de bronce de patinaje artístico en los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang. El patinador madrileño de Cuatro Vientos se ha consagrado, a sus 26 años, con la medalla que le faltaba, al culminar un programa libre espectacular en el Ice Arena de Gangneung con 197.66 puntos para un total de 305.24, solo superado por el japonés Yuzuru Hanyu, compañero suyo de entrenamientos en el grupo de Brian Orser en Toronto, y que ha revalidado su título olímpico de Sochi 2014 con un total de 317.85 puntos, y por el también japonés Shoma Uno, con 306.90. Uno le ha arrebatado por solo 1.66 puntos la plata a Javier en el último suspiro, pese a realizar un ejercicio en apariencia no tan completo como el del madrileño.

'Superjavi', que atesora en su palmarés dos títulos de campeón del mundo (2015 y 2016) y seis títulos consecutivos de campeón de Europa (del 2013 al 2018), se ha quitado la espina de su cuarto puesto hace cuatro años en Sochi, en su tercera participación olímpica, ya que con 18 años ya estuvo en los Juegos de Vancouver 2010 (14º).

Javier Fernández, durante el programa libre. / HOW HWEE YOUNG (EFE)

Como en el programa corto del viernes (fue segundo, con 107.58 puntos, solo por detrás de los 111.68 de Hanyu), el patinador madrileño ha estado magnífico en los cuatro minutos y medio del programa libre de esta mañana del sábado en Corea, madrugada en España, clavando prácticamente todos sus saltos e interpretando magníficamente los acordes de 'El Hombre de la Mancha', pieza elegida por Javier Fernández para culminar sus terceros Juegos con su primera medalla olímpica.

Javier ha realizado ocho combinaciones de saltos, con solo un error al dejar un cuádruple Salchow en doble en su cuarto salto. Todos los demás los ha clavado prácticamente, logrando además una gran nota en interpretación (96.14) del famoso tema musical alrededor del personaje de El Quijote.

Uno, plata en el último suspiro

Sin embargo, el último participante, Shoma Uno, que ha tenido un par de errores en los saltos, ha superado al español en el último suspiro en la lucha por la medalla de plata. Uno, de 20 años y subcampeón mundial en el 2017, había sido tercero en el programa corto, con 3.41 puntos menos que el español, y necesitaba un mínimo de 201 puntos para arrebatarle la segunda plaza. Los jueces le dieron 202.73 y el japonés se ha llevado la plata por solo 1.66 puntos de diferencia.

Uno, Hanyu y Fernández celebran los tres primeros puestos / Aris messinis (AFP)

Los 197.66 punto de 'Superjavi' han supuesto la cuarta mejor nota del programa libre, y eso le ha costado perder una plaza con respecto al programa corto del viernes. El mejor este sábado ha sido el estadounidense Nathan Chen, con unos estratosféricos 215.08, que le han llevado del puesto 17º al 5º final. Hanyu ha sido el segundo mejor, con 206.17, suficiente dada la ventaja que atesoraba desde el viernes.

Hanyu, de 23 años, amigo y compañero de Javier en Toronto, es el primer patinador capaz de retener el título olímpico en los últimos 66 años, El último en lograrlo fue el estadounidense Dick Button en 1952.

Segundo podio español en Pyeongchang

La de Javier Fernández significa la segunda medalla española en los Juegos Olímpicos de Pyeongchang, después del bronce de Regino Hernández en el snowboardcros del pasado jueves, y la cuarta en la historia de los deportes de nieve e hielo españoles. Solo los hermanos Paquito Fernández Ochoa (oro en eslalon en Sapporo 1972) y Blanca Fernández Ochoa (bronce en eslalon en Albertville 1992) habían sido capaces de subir al podio.

Las tres medallas de oro logradas por el alemán nacionalizado español Johann Mühlegg en esquí de fondo en Salt Lake City 2002 quedaron en el olvido, ya que le fueron arrebatadas inmediatamente por un escandaloso caso de dopaje.

España, además, atesora ocho diplomas olímpicos (del cuarto al octavo puesto) desde que los Juegos de Invierno se pusieron en marcha hace 94 años, en Chamonix (Francia) en 1924. El último de ellos, el séptimo puesto de Queralt Castellet en halfpipe hace unos días en los Juegos coreranos.

"Me he quitado la espina de Sochi"

Javier Fernández, nuevo medallista olímpico, declaró a EFE nada más lograr este histórico que esta medalla era "un sueño" para él y que con ella se ha "quitado la espina de Sochi (Rusia)", donde fue cuarto hace cuatro años. "Me siento muy bien, la verdad es que me siento 'súper bien'; es la primera medalla olímpica en patinaje que tenemos en España y es verdad que no es de oro ni de plata, pero para mí sí que lo es", afirmó el campeón españo.

"Lo es porque todo el trabajo que hemos hecho ha servido para conseguir un sueño, que es lo que era conseguir una medalla olímpica", explicó a en el Ice Arena de Gangneung, 'SuperJavi', de 26 años. "Me he quitado un peso de encima, me quité la espina que tenía clavada desde Sochi hace cuatro años", indicó Fernández, doble campeón mundial y séxtuple campeón de Europa.

"Después de esto veremos a ver qué pasa. Pero sabía que podían ser mis últimos Juegos Olímpicos y me lo tomé también como una última oportunidad de conseguir una medalla".

"La verdad es que en pista me sentí un poquito más nervioso de lo que estaba ayer, ya sabía que hoy era el día definitivo y que el programa era más difícil", indicó. "Pero la verdad es que luego me he sentido bien, me he sentido seguro. Y bueno, creo que el programa ha sido un buen programa; lo que pasa es que hoy, en general, creo que todo el mundo ha patinado bien", opinó. "Y entonces los pequeños fallos se convierten en fallos más grandes. Porque los otros también patinan muy bien".

'SuperJavi', al que el destino devolvió este sábado en Corea del Sur lo que le había quitado hace cuatro años en Rusia, admitió que ahora tiene "motivos de festejo". "Pero no sólo por la medalla, que también, pero sobre todo por algo personal, de liberar toda la presión que he tenido; y también por la alegría que me da el poder compartirlo con la familia, con los amigos y con toda la gente querida", comentó.

Acerca del ya doble campeón olímpico japonés Yuzuru Hanyu, con el que comparte pista de entrenamientos, en Toronto (Canadá); y técnicos -el prestigioso Brian Orser y su 'segunda', la también canadiense Tracy Wilson- y con el que se ha repartido los cuatro títulos mundiales del ciclo olímpico que se cierra en Pyeongchang, indicó que "la verdad es que no le" ha "visto competir".

"He visto sus puntos. Yo creo que en su programa largo ha debido de tener algún fallo, porque creo que hubiese podido haber sacado algún punto más. Pero no lo sé, porque no lo he visto", manifestó el campeón madrileño. "Pero está claro que es el que mejor ha patinado en esta competición. Por eso ha ganado".

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.