Ir a contenido

LOS OCTAVOS DE CHAMPIONS

Todo a una carta

El Madrid se juega la única baza de la temporada que le queda ante un PSG sediento de gloria y convencido de poder asaltar el Bernabéu

Zinedine Zidane y Unai Emery intentan abstraerse de la tensión de una eliminatoria de la que depende su futuro en el banquillo

A. Merino / C. F. Marcote

Neymar, Cavani y Mbappé se divierten durante el entrenamiento que realizaron antes de viajar a Madrid.  / ETIENNE LAURENT / EFE

Neymar, Cavani y Mbappé se divierten durante el entrenamiento que realizaron antes de viajar a Madrid. 
Cristiano Ronaldo y Bale corren durante el entrenamiento de este martes en Valdebebas.

/

El desafío está servido. El campeón recibe en el Bernabéu al aspirante con más prisa por alcanzar la gloria, al equipo humillado por el Barça la temporada pasada, que llega con tanta presión o más que el conjunto blanco con el objetivo de salir lanzado hacia la conquista de Europa. Enfrente, el Madrid, con la Liga en el limbo y fuera de la Copa del Rey, se juega la temporada en una cita que puede hacer saltar por los aires el proyecto de Zinedine Zidane después de los cinco títulos logrados el pasado año. Lo sabe Cristiano Ronaldo, que parece estar afilado, lo mismo que Neymar, que se declara ansioso desde hace días pensando en la cita que concita la atención de todo el mundo.

Zinedine Zidane, durante el entrenamiento de este martes en la ciudad deportiva blanca / GABRIEL BOUYS (AFP)

No va más. La madre de todas las batallas está servida para medir al campeón de tres de las cuatro últimas ediciones de la Champions con un equipo diseñado a golpe de talonario que no puede esperar más para encaramarse a lo más alto. El PSG quiere comerse a un Madrid con una fuerte carga de ansiedad, pero que exhibe mucha mayor experiencia en este tipo de encuentros, así como el peso de su historia, de las 12 Copas de Europa conquistadas y un poder de reacción en una competición hecha a su medida que le hace levantarse cuando parece muerto. Su necesidad de no echar el telón de la temporada el 6 de marzo, que es cuando se juega la vuelta, es agobiante, pese a que Zidane y sus jugadores reiteran que este tipo de partidos es lo mejor que les puede venir en estos momentos para recomponer la figura.

Diseñado para el gol

“Vamos a jugar sin pensar en el encuentro de vuelta”, afirma Cavani, una de las piezas de la MCN (Mbappé, Cavani y Neymar), que tiene proyectado su reto a la BBC (Bale, Benzema y Cristiano).  El equipo de Unai Emery está diseñado para el gol. Tiene pólvora suficiente como para generar una gran explosión ante un rival que lleva seis partidos consecutivos sin dejar la portería a cero y que lleva encajados siete goles a partir del minuto 82. Demasiada ventaja para un conjunto que no conoce su techo, que se divierte jugando y que en cada acción ofensiva siempre encuentra algo que inventar.


Sin Thiago Motta, que acaba de salir de una larga lesión y no ha entrado en la convocatoria pese a haberse ejercitado con normalidad en el último entrenamiento, Emery prepara un centro del campo potente con Verratti, Lo Celso y Draxler por delante de Alves, Marquinhos, Kurzawa y Thiago Silva, que se quedó fuera en el último encuentro de Liga ante el Touluse.

Ratificación

Todo ese armamento del equipo parisino, que afronta su se sexta presencia consecutiva en octavos, está sujeto a un proceso de madurez en una plantilla en la que solo Neymar, Di María y Alves saben lo que es levantar una Champions. Para el PSG, que no olvida su eliminación en octavos la pasada temporada a manos del Barcelona tras ganar 4-0 en casa y encajar un set en el Camp Nou (6-1), su paso por el Bernabéu supone la oportunidad de ratificar que ahora puede por fin derribar a los grandes dueños del cotarro europeo.

"

"No es una final para mí ni tengo nada que demostrar"

Zinedine Zidane

Entrenador del Real Madrid

No se asusta sobre el papel el equipo de Zidane, que se ampara en los 17 encuentros que lleva invicto en el Bernabéu en competición europea o en los 33 partidos ganados en casa en Champions de los últimos 39 disputados  --perdió el último ante el Schalke (3-4) en octavos en la temporada 2014-2015--. El conjunto blanco busca su octava presencia consecutiva en cuartos con un  Ronaldo que parece que vuelve a entonarse cara al gol tras su primer triplete de la temporada ante la Real para sumar 11 goles en 22 partidos de Liga. En Champions suma nueve en seis encuentros, lo que sitúa como máximo goleador. En total suma 23, dos más que la temporada pasada a estas alturas.

Unai Emery, durante el entrenamiento del PSG / ALIONEL BONAVENTURE (AFP)

A él se agarra Zidane y también a la puesta en escena de su equipo ante la Real. “Ojalá salgamos así ante el PSG”, apuntó Zidane, que encara la transcendental cita con la confianza que le da haber levantado dos Champions. “No es una final para mí, ni un duelo entre Neymar y Cristiano. Tampoco es importante el dibujo”, afirma el técnico francés, que parece estar por encima de lo que pueda suceder en una eliminatoria clave para su trayectoria como técnico. “No me importa mi futuro ni tengo nada que demostrar”, aseguró.

"La preparación para este partido empezó en el Camp Nou. Estamos mejor preparados", dice Unai Emery

Unai Emery, tan en la cuerda floja como Zidane o más, ha señalado que vive "cada momento, cada día y cada partido como una gran oportunidad... Tenemos muchas ilusiones en seguir creciendo y el Madrid nos da una gran oportunidad. Queremos jugar contra elos mejores y el Madrid es el campeón". Y el choque contra los blancos remite inevitablemente a lo que pasó en el Camp Nou la temporada pasada.

"La preparación para este partido empezó aquel día. Hemos hablado poco peor muy claro muy claro de esos momentos y se aprende mucho de lo que no sale bien. Estamos mejor preparados y listos para competir a este nivel", ha asegurado el técnico vasco

0 Comentarios
cargando