Ir a contenido

JUEGOS OLÍMPICOS DE INVIERNO

Lucas Eguibar mira a lo más alto

El 'rider' donostiarra dice aspirar al oro este jueves en el espectacular snowboardcros

Joan Carles Armengol

El equipo español de snowboard (el técnico Malusa, Eguibar, el skiman Trionte, Hernández y Herrero) entra en acción la madrugada del jueves.

El equipo español de snowboard (el técnico Malusa, Eguibar, el skiman Trionte, Hernández y Herrero) entra en acción la madrugada del jueves. / EFE

Gastada la primera bala, la de Queralt Castellet, con un discreto séptimo puesto en halfpipe, la delegación española en Pyeongchang va a insistir este jueves para traerse una medalla de Corea con más munición. En este caso, doble, ya que la prueba de snowboardcros tendrá a tres españoles en liza y dos de ellos, Lucas Eguibar (donostiarra de 24 años) y Regino Hernández (ceutí de 26), con opciones ciertas de entrar en la final de seis y, una vez ahí, intentar asaltar el podio. Laro Herrero (cántabro de 28) intentará acompañarles bien en sus segundos Juegos. La calificación será la madrugada de este jueves a las 3.00, hora española, y las series finales, a las 5.30 h.

Lucas Eguibar, abanderado del equipo en la ceremonia inaugural, fue séptimo hace cuatro años en Sochi y acredita una sólida trayectoria, con dos victorias y siete podios en la Copa del Mundo, un triunfo en la general de esa competición (2014-15) y dos subcampeonatos del mundo en Sierra Nevada 2017, individual y por equipos (con Regino).

Tanto el donostiarra como el ceutí afincada en Málaga tendrán motivaciones de sobra para intentar revertir el favoritismo indiscutible del francés de 30 años Pierre Vaultier, hombre a batir en esta espectacular modalidad repleta de saltos, curvas peraltadas y baches, con el agravante de que las eliminatorias finales se disputan con salidas de seis en seis. Por fortuna, Corea ha preparado en el Phoenix Snow Park una pista sensacional, muy ancha, que ha enamorado a los 'riders'.

Lucas, bien acompañado

"Es una barbaridad lo que han hecho aquí", aseguró Eguibar nada más probar la instalación, el pasado lunes. Entrenados ahora los españoles por el excampeón italiano Simone Malusa, todos ellos quieren completar una buena actuación para dedicársela a Israel Planas, su anterior técnico, fallecido a los 41 años en Barcelona de un infarto cerebral en marzo del 2017, apenas una semana después de la doble medalla de plata lograda por Eguibar en los Mundiales de Sierra Nevada.

El tablista vasco estará bien acompañado en Corea, a donde se han desplazado sus hermanos Nico y Sara, su madre Graciela, otros parientes y amigos con los que compartió sus inicios en la nieve en Candanchú. Nico sufrió un accidente de moto en vísperas de Sochi 2014 del que resultó con lesiones cerebrales de las que todavía se está recuperando. Su lucha indesmayable le da fortaleza a su hermano Lucas. "Siempre me anima, me dice que voy a ganar una medalla. Mi familia ha venido desde la otra parte del mundo y quiero que disfrute lo que yo voy a disfrutar", explica Lucas Eguibar, que no tiene ambiciones pequeñas: "Estar en unos Juegos ya lo conseguí en el 2014. Ahora me motiva mirar arriba del todo, a la cima de la montaña, a la medalla de oro".