Ir a contenido

LA HISTORIA DE UNA JUGADORA TRANSEXUAL

Tifanny, entre el orgullo y los prejuicios

La primera jugadora transexual de la Superliga femenina brasileña suscita un intenso debate sobre los límites del género en el deporte

Joaquim Piera / Sao Paulo

tifanny

Tifanny, jugadora brasileña de voleybol. / periodico

Tifanny no pretendía abanderar ninguna causa. Solo pidió al Volei Bauru, un equipo profesional de la Superliga femenina brasileña, que la dejasen entrenar. Quería ponerse en forma. Estaba inactiva desde finales de junio cuando dejó el Palmi, de la Serie 2 italiana. Se ejercitó varias semanas y el club paulista propuso federarla.

En diciembre, Tifanny Abreu, de 33 años, se convirtió en la primera transexual en ser inscrita en Brasil. Cumpliendo una resolución del Comité Olímpico Internacional (COI), los médicos de la federación local le habían sometido a exámenes para confirmar que su nivel de testosterona en la sangre no superara los 10 nanomoles por litro (en su caso 0,25).

En el 2012 cambió de sexo

Tifanny es Tifanny desde el 2012, cuando consiguió ahorrar 9.000 euros para realizar la operación de cambio de sexo. Hasta entonces, era Rodrigo de Abreu. Nació en una familia humilde en el estado amazónico de Pará. Y el voleybol, deporte en que Brasil es una potencia mundial, le permitió ascender socialmente y alcanzar la condición de mujer. Se profesionalizó, debutó en la Superliga brasileña B con el Foz de Iguaçu, y empezó una carrera internacional. "Me dije, saldré de Brasil y cuando vuelva quiero ser una mujer completa", explica.

Tifanny festeja una buena jugada / (AP)

Aún como Rodrigo pasó por Portugal, Francia, Bélgica, Holanda, y jugó en la Superliga española con el Caravaca y el Cajasol Voley. Lo definían como un buen rematador, con un poderoso juego de ataque y efectividad en el saque.

Y estalló la polémica

El Volei Bauru era consciente que la polémica estallaría. Quien rompió las hostilidades fue la exjugadora Ana Paula Henkel, bronce en Atlanta 96, autoproclamándose portavoz de una "mayoría" silenciosa. "El cuerpo fue construido con testosterona durante toda la vida, no es prejuicio, es fisiología", declaró.

Una voz del 'star system' local aceleró. "Imagínate si todos los gays y maricas deciden jugar la Superliga, será complicado, porque no tenemos condiciones de competir con ellos", disparó Sheilla Castro, bicampeona olímpica en Pekín y Londres y uno de los reclamos de la competición. Las redes sociales la crujieron, pero recibió el apoyo público de su compañera de generación en la selección, Fabiana Claudino.

Principios conservadores

El Brasil de la promiscuidad del Carnaval, del estereotipo del sexo fácil, esconde una sociedad regida por principios conservadores, impregnada por la homofobia, que causó 447 asesinatos en el 2017.

"Tengo la fuerza de una mujer, el resto es el talento que Dios me dio para jugar"

Tifanny

Jugadora brasileña de voleybol

Los argumentos, eufemísticos en algunos casos, que alimentan las críticas a Tifanny se basan en una supuesta ventaja antes del tratamiento hormonal a que se sometió. Le echan en cara que habría hecho toda su formación, y gran parte de su carrera, en el voley masculino, en que la red se sitúa a 2,43 metros en lugar del 2,24 del femenino.

La mayor impulsión sería un elemento beneficioso para Tifanny, una jugadora de ataque, que es la tercera más alta de la competición con 1,94 metros de altura. Después de haber disputado cinco encuentros, ya tiene la mejor media ofensiva (23 puntos por partido), superando a Tandara (con 20 puntos), titular en la Seleçao y mayor anotadora de la Superliga.

El apoyo de Lausana

"Si yo tuviese la fuerza de antes, no estaría aquí porque iba a hacer daño a alguien, pero hoy tengo la fuerza de una mujer, el resto es solo el talento que Dios me dio para jugar y que nadie me puede sacar", se defiende.

"El día que no pueda jugar porque una ley cambie, me iré, lo que pido es que las personas me acepten porque no estoy aquí para sacar el lugar de nadie", asegura. Esta semana, obtuvo una victoria significativa. La comisión técnica de la Federación Internacional de Voleybol (FIVB), reunida en Lausana, ratificó la inclusión de transgéneros, según lo establecido por el COI.

Temas: Brasil

0 Comentarios
cargando