Ir a contenido

"FELIZ EN ESTA REGIÓN DE ESPAÑA"

Quique: "Soy y seré el entrenador del Espanyol"

El técnico asegura que es normal que haya propuestas de otros clubs pero descarta su marcha

Raúl Paniagua

Quique Sánchez Flores, en una rueda de prensa del Espanyol.

Quique Sánchez Flores, en una rueda de prensa del Espanyol. / RCDE

Quique Sánchez Flores seguirá al frente del Espanyol durante esta temporada. Al técnico madrileño le ha costado decirlo con rotundidad pero finalmente ha recalcado su continuidad en el club perico después de recibir la oferta del Stoke City, que debía pagar una cláusula de cuatro millones de euros para hacerse con sus servicios.

"Soy y seré el entrenador del Espanyol. Hoy en día es difícil que la gente se quiera ir de este club. Si en algún momento nos frustramos fue porque pensábamos que íbamos a crecer a mayor velocidad. Eso me molestó porque tuve que hacer además de portavoz", afirmó Quique en el tramo final de su comparecencia de este sábado. Antes le dio vueltas al tema con menos contundencia. 

Película de Woody Allen

Se esperaba con expectación la rueda de prensa del entrenador perico después de una jornada de negociaciones y nervios que Quique se empeñó en desdramatizar. Inició su discurso con palabras idénticas a las del partido de Copa, pero luego fue aclarando la situación. "Repito que no hablo de mí. Hay una realidad y es que los clubs se interesan por jugadores y entrenadores. Pasa todos los años, toda la vida. Lo que cuentan son los hechos y el hecho es que estoy aquí". 

No le apetecía demasiado a Quique dar detalles de la negocación con el Stoke. Incluso aseguró que el viernes por la tarde estuvo descansando y haciendo cosas más placenteras. "Me fui al cine con mi novia a ver una película de Woody Allen". Después confesaría que no le apasionó la obra del cineasta. "Me pareció más teatral que de película. Se me hizo larga, con eso digo todo". 

Como Gerard Moreno

El técnico comparó su situación con la de Gerard Moreno, que también recibió una oferta para dejar el club hace días. "Son situaciones que ocurren en el fútbol, hay que darles normalidad. Nos sentimos halagados cuando vienen a por nuestros jugadores. Que el entrenador guste también es bueno, no hay ninguna maldad en ello", agregó. 

 "Las intenciones de otros clubs no se pueden parar, pero yo vivo en un mundo tranquilo, honesto y normal. Tengo 52 años y me rodeo de gente sana y no mal pensada. Soy feliz en esta región de España. Déjenme tranquilo, quiero vivir en paz"

Quique volvió a recuperar su clásico mensaje de la "felicidad", un punto habitual en sus explicaciones. "Nos cuesta poco enrarecernos y mucho ser felices. Yo tengo motivos para ser feliz y no tener preocupaciones. Las intenciones de otros clubs no se pueden parar, pero yo vivo en un mundo tranquilo, honesto y normal. Tengo 52 años y me rodeo de gente sana y no mal pensada. Soy feliz en esta región de España. Déjenme tranquilo, quiero vivir en paz".

"Los jugadores son como mis hijos"

El preparador insistió en que no hubo ningún proceso abierto para su marcha. "Los clubs preguntan y se encuentran lo que se encuentran". También apuntó a temas personales, como la cercanía de sus hijos, para fortalecer su decisión de seguir en el Espanyol, al tiempo que elogió su vestuario. "Los jugadores son como mis hijos también. Sería impensable que pasara algo sin que ellos lo supieran". 

El duelo ante el Athletic de este domingo (18.30 horas) quedó en segundo término. Los pericos buscan su tercer triunfo consecutivo en la Liga, cosa que les permitiría dar un salto importante en la clasificación. "Tenemos el ánimo y la confianza de que lo vamos a hacer bien. Le debemos un gran partido a la afición para enfilar la segunda vuelta", valoró Quique.

El recibimiento de la afición

El técnico cree que tiene suficientes recursos para hacer daño a los vascos y espera un buen recibimiento del público pese a los rumores de su marcha.  "No me preocupa la reacción de la grada porque no he hecho nada. Habría que enviar notas a todos los clubs del mundo para que no se interesen por ningún jugador o entrenador. Queremos un clima precioso".

El equipo tiene dos bajas muy importantes por sanción, la de Javi Fuego y David López, los dos jugadores que mejor funcionan en la posición de pivote defensivo. Arriba también habrá dos ausencias notables. Sergio García Piatti se quedaron fuera de la lista por molestias. 

0 Comentarios
cargando