Ir a contenido

EL DURÍSIMO RALLY DAKAR

Sainz se adueña del Dakar ante la desgracia de Peterhansel

El piloto madrileño de Peugeot gana la etapa y se convierte en el nuevo lider, aprovechando los problemas mecánicos de 'Monsieur Dakar'

Barreda, vencedor también de la etapa, se acerca al liderato en las motos pese a añadir una lesión de rodilla a su dañada muñeca

Emilio Pérez de Rozas

Carlos Sainz y Lucas Cruz (Peugeot), en la etapa de hoy del Dakar.

Carlos Sainz y Lucas Cruz (Peugeot), en la etapa de hoy del Dakar. / AP / ANDRES STAPFF

El madrileño Carlos Sainz (Peugeot) se adjudicó este sábado la séptima etapa de coches del Dakar 2018, entre La Paz y Uyuni (Bolivia), y arrebató el liderato de la carrera al francés Stéphane Peterhansel (Peugeot), que perdió casi dos horas por problemas mecánicos durante el recorrido.

En esta misma etapa, durísima, maratoniana para los coches (es decir, que no podrán tener asistencia mecánica hasta mañana por la tarde), el castellonense Joan Barreda (Honda) volvió a ser protagonista de excepción entre las motos al conseguir también la victoria y reducir la distancia con respecto al líder, que ha vuelto a ser francés Adrien Van Beveren (Yamaha), que acabó segundo detrás de Barreda, que llegó a la meta, no solo dolirido, como cada día, de su muñeca izquierda, dañada hace ya semanas, sino también de su rodilla izquierda, fruto de una caída.

La desgracia de Peterhansel

Sainz, que antes de comenzar la etapa era segundo en la general, a más de 27 minutos de Peterhansel, completó los 413 kilómetros cronometrados de la especial del día en 4 horas, 49 minutos y 26 segundos. Peterhansel se pasó alrededor de una hora y 45 minutos detenido a la altura del kilómetro 186 de la especial del día tras reportar problemas mecánicos de su automóvil (al parecer rompió el trapecio de la suspensión izquierda delantera), cuando lideraba la etapa al haber marcado el mejor tiempo en los tres primeros puntos de paso del recorrido.

Peterhansel repasa sus notas antes de la etapa de hoy donde ha perdido el Dakar. / AFP / ERIC VARGIOLU

‘Monsieur Dakar’, como se conoce al popular y ya mítico Peterhansel, ganador de 13 ‘dakares’, no pudo recibir asistencia mecánica de su equipo, pues esta era la única etapa maratón de todo el rally para los coches y los camiones, que tienen prohibido reparar los problemas de sus vehículos hasta completar la etapa de este domingo, entre Uyuni y Tupiza, también en Bolivia.

Sainz estaba obligado a atacar en estas etapas sobre el altiplano boliviano, donde es más fuerte que Peterhansel sobre los caminos de tierra embarrados, al contrario de las dunas, donde el galo le había sacado más de media hora de ventaja a Sainz en las cinco etapas desarrolladas sobre esa superficie en Perú.

Roma, desesperado

Por su parte, el catalán Joan ‘Nani’ Roma (Mini), que se retiró del Dakar 2018 tras un accidente en la tercera etapa, ha declarado que está "muy triste y enfadado" consigo mismo. Roma pasó el viernes por el Institut Quirón Dexeus para someterse a una revisión a fondo en la que no se le apreció lesión alguna.

A los dolores, al cansancio y al disgusto por el abandono, se le suma ahora un proceso gripal que mantiene en cama y con fiebre al piloto catalán."Me encuentro muy cansado, muy chafado... En el hospital de Lima cogí un virus o algo de resfriado que ha derivado en gripe. Encima del dolor de espalda, ahora con todo esto, aún me siento peor", afirma Roma en declaraciones que difunde su gabinete de comunicación.

Nani Roma, a su llegada a Barcelona, tras abandonar el Dakar.  / EFE / eric fontcuberta

"Lo bueno es que no hay nada grave, que los médicos han descartado todo tipo de rotura o lesión de espalda. Por lo tanto, con tratamiento de fisioterapia y reposo, recuperaremos el estado físico", agregó. Al recordar el accidente que le hizo abandonar el Dakar, Nani Roma señala: "Estoy muy triste y enfadado conmigo mismo. Triste por estar en casa, viendo la carrera desde lejos. Y enfadado porque, como dije antes de empezar, está siendo una carrera muy difícil, muy dura, un Dakar de verdad, de los que realmente me gusta correr, a los que me adapto bien y en el que me hubiera gustado hacerlo bien", añade Nani.

Barreda, más que espectacular

Barreda (Honda), por su parte, ganó la séptima etapa de motos del Dakar 2018, pero llegó a la meta muy dolorido y con la rodilla izquierda lesionada por una caída en el último tramo. Barreda, que completó los 425 cronometrados de la especial del día, entre La Paz y Uyuni (Bolivia), en 5 horas, 11 minutos y 10 segundos, se fue directo a la enfermería una vez llegó al campamento del final de la etapa.

El francés Adrien Van Beveren (Yamaha) fue segundo a 2 minutos y 51 segundos de Barreda, con lo que recupera el liderato de la clasificación general, en detrimento del argentino Kevin Benavides (Honda), que fue tercero, a 8 minutos y 2 segundos.

Caída, lesión y victoria

Con su tercera etapa ganada en este Dakar, Barreda sube al tercer lugar de la general, a 4 minutos y 45 segundos de Van Beveren, pero aún se desconoce si la lesión sufrida le permitirá seguir en carrera, pues ya arrastraba una dolencia en su muñeca izquierda por otra lesión padecida a mitad de año pasado.

El castellonense había arrasado en los primeros sectores de la séptima etapa, al sacar por momentos hasta 11 minutos de ventaja a su compañero de equipo Benavides, pero la caída le hizo perder el tiempo, aunque no el suficiente como para que le birlaran el triunfo de la especial.

Temas: El Dakar

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.