Ir a contenido

NUEVO ENTRENADOR EN LA ISLA

Jémez: "Si me pillan a las seis de la mañana de copas pensarán que esto no me importa"

El técnico asegura que debe "cambiar muchas cosas" en su presentación en Las Palmas

Paco Jémez, este miércoles en su presentación en Las Palmas.

Paco Jémez, este miércoles en su presentación en Las Palmas. / EFE / ÉLVIRA URQUIJO

El nuevo entrenador de la UD Las Palmas, Paco Jémez, ha manifestado este miércoles que debe "cambiar muchas cosas" desde esta misma tarde, cuando comience a trabajar con los jugadores, en la "situación límite" que vive el equipo amarillo, colista de LaLiga Santander, tras 17 jornadas disputadas.

El técnico ha reiterado durante su presentación oficial en el estadio de Gran Canaria que ha aceptado el cargo como "una exigencia personal" y porque siempre le han motivado "este tipo de retos", sobre todo cuando la opinión mayoritaria dice que es "imposible" conseguirlos, sin dejar de reconocer que, para él, supone "un regalo de Navidad" regresar "a la mejor Liga del mundo".

El cuarto entrenador

Jémez ha recordado que es el cuarto entrenador "que aparece por aquí" esta temporada, cuando aún no ha terminado la primera vuelta de la competición, y ha recalcado que ahora su trabajo consiste en hacer "un buen equipo" con "una buena plantilla".

Para ello, lo prioritario en su hoja de ruta es devolver la "confianza" a los futbolistas, "rescatar lo bueno sin mirar hacia atrás", porque los jugadores tienen un problema mental y ahora debe extraer lo mejor de ellos, ya que sin buen juego "no hay resultados".

"Una montaña rusa"

El nuevo técnico ha visto los últimos cuatro partidos del equipo, en los que ha estado dirigido de forma interina por Paquito Ortiz, y ahora pretende aportar su idea, porque le gusta jugar "de una manera determinada".

Jémez admite que Las Palmas no es el último de la tabla y el más goleado de Primera división "por casualidad", sino que debe analizar la situación para "poner en marcha el equipo que no se ha visto, porque es capaz de jugar mucho mejor, siempre que ese juego le valga para ganar partidos", ha recalcado.

A su juicio, el equipo ha vivido "una montaña rusa" porque combina buenos y malos partidos, cuando debería ser todo más equilibrado.

A cuatro de la permanencia

"Quedan 63 puntos por competir, estamos a cuatro de la zona de permanencia, no son números para ser pesimistas, todo lo contrario, pero los jugadores no están en su mejor estado mental, y si recuperamos el aspecto anímico y los jugadores creen en lo que vamos a proponer, el buen juego llegará, porque una cosa llevará a la otra", ha explicado.

Además, ha confirmado que habrá cambios en la plantilla, porque el jugador "debe saber que también puede perder su puesto de trabajo si las cosas no van bien", y no solo los entrenadores, como ha ocurrido tradicionalmente hasta ahora en el mundo del fútbol.

Jugadores en la cuerda floja

"El tiempo en el que solo le cortaban la cabeza al entrenador se terminó. Ahora llega una época en el que si hay que prescindir de algún jugador, lo haré... (...) Ya está bien de que solo los entrenadores paguemos por esto", ha enfatizado Jémez.

Por otra parte, se ha referido al aspecto disciplinario, un asunto, a su juicio, "muy socorrido" cuando las cosas "no van bien", y ha sido tajante: "La situación es tan comprometida y complicada, que no voy a permitir que nadie fuera del terreno de juego nos la haga más difícil".

Ni detective ni policía

"Hay que demostrarle a la afición que esto nos importa. Si me pillan a las 6 de la mañana de copas pensarán que esto no me importa.  No vengo a ser el detective ni el policía de nadie, los jugadores saben qué tienen que hacer dentro y fuera del campo", y para eso tienen que hacer "sacrificios en la vida privada y en la deportiva", pero si surge algún problema, "lo solucionaremos", ha avisado Jémez, que viene de entrenar en México.

A muchos de sus hombres los conoce, tanto a los de casa, como a Jonathan Viera, "un lujo en esta plantilla, al que quisiera tener cualquier entrenador de Primera", como también a otros de fuera, como el catalán Sergi Samper, con quien coincidió en el Granada.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.