Ir a contenido

LA REVÁLIDA BLANQUIAZUL

Quique: "Tengo que dar la cara por lo que hay. No puedo mentir"

El Espanyol afronta un duelo de urgencias en Las Palmas en una semana de nervios

Raúl Paniagua

Quique Sánchez Flores, en el centro, en un entrenamiento del Espanyol en Sant Adrià. 

Quique Sánchez Flores, en el centro, en un entrenamiento del Espanyol en Sant Adrià.  / RCDE

El Espanyol se la juega este domingo en Las Palmas (18.30 horas, beIN La Liga). Con tres puntos de los 15 últimos posibles y ubicado a un paso de la zona de alerta, el equipo perico necesita reaccionar para no completar una semana nefasta. Su rival se encuentra aún peor. Colista y pendiente de la llegada de Paco Jémez como nuevo entrenador, el cuadro canario también se prepara para un duelo de urgencias

Chen Yansheng, el presidente del club blanquiazul, lleva toda la semana en Barcelona intentando calmar la tempestad que se desató tras la derrota del pasado lunes ante el Girona (0-1). En el estreno de la rivalidad catalana contra el cuadro rojiblanco, el Espanyol mostró la peor cara de la temporada. 

Reunión con Chen

El dirigente chino no es partidario de decisiones fulminantes. Mantiene su confianza en Quique y así se lo transmitió al técnico en una extensa reunión celebrada en Cornellà. Míster Chen espera un paso adelante de su equipo en Gran Canaria. Otro tropiezo añadiría una dosis de presión enorme al último choque del 2017 en Cornellà, que se producirá el viernes 22 ante el Atlético.

"En tiempos de tormenta hay que mantenerse firmes, conseguir que el grupo no decaiga. Hay que darle confianza al bloque, que no sienta flaqueza. Esto es muy largo, se pueden vivir rachas para bien y rachas para mal", reflexionó el preparador blanquiazul este sábado en Sant Adrià.

El enfado de la afición

El público ya pidió el adiós del técnico tras el fiasco contra el Girona y este lunes se celebra la junta de accionistas en Cornellà. La mejor forma de calmar los ánimos y evitar terremotos es sumando ante Las Palmas con una imagen ambiciosa y convincente. "Hubo cánticos para mí, para la directiva, para los jugadores... Recogemos el mensaje, a mí solo me queda mejorar el equipo", agregó Quique.

Gerard Moreno, en primer término, en un entrenamiento del Espanyol en Sant Adrià / RCDE

El entrenador madrileño no quiso detenerse demasiado en su figura.   "No voy a hablar de mí, lo principal es el Espanyol, el proyecto, el club. Esto debe terminar con el Espanyol en su puesto histórico, evitando que nuestra gente sufra". Eso sí, lanzó un mensaje crítico, harto de ser el único portavoz del club. "Yo tengo que dar la cara por lo que hay. No puedo mentir. Nadie sabe explicar cómo es ni dónde queda el proyecto. Solo yo. Y eso da la sensación de que soy conformista y poco ambicioso, cuando mi carrera demuestra que no es así". 

Sin fichajes

En ese contexto de admitir la situación del club, el técnico comentó que esperan salidas en el mercado de invierno pero poca cosa a la hora de fichajes. "En verano ya se consumió el gasto que teníamos para reforzar la plantilla. Ya no tenemos más, hay que aceptar la realidad", remarcó.

En la alineación se prevén cambios. El técnico reconoció que ha consumido el plan A, el de dar continuidad a "las costumbres del año pasado". Ahora apostará por alguna novedad. En la lista descata la ausencia de Javi Fuego con un pequeño problema muscular, mientras que David López jugará con una máscara tras fracturarse el tabique nasal. 

Sergio García, recuperado

El mensaje es claro: evitar la imagen de partidos como el del Eibar y Girona. Sergio García, Melendo, Naldo y Javi López son las novedades de la convocatoria. Marc Navarro, Dídac, Hernán Pérez y Diop se suman a la ausencia de Fuego.

0 Comentarios
cargando