Ir a contenido

SENTENCIA VASCA

Improcedente el despido por correr estando de baja

El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco falla en favor de un trabajador que participó en una carrera popular estando inactivo por un esguince

Una persona corre junto a la costa en una mañana soleada.

Una persona corre junto a la costa en una mañana soleada.

Participar en una carrera atlética popular estando de baja no puede ser causa de despido. Así lo ha determinado el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, que ha fallado a favor de un trabajador que se apuntó a una carrera de 'running' en Bilbao, a pesar de un esguince de tobillo que no le permitía acudir a su puesto laboral. El trabajador fue despedido, recurrió ante un juzgado de Primera Instancia, que falló en su contra, aunque ahora la más alta instancia de la justicia vasca le ha dado la razón, según publica elderecho.com.

Sin embargo, el tribunal vasco, en su sentencia, ha considerado que la "actitud del trabajador es censurable y sancionable por el empresario, aunque al no tratarse de una falta de tal entidad no merece la máxima sanción, el despido disciplinario".

Carrera de seis kilómetros

Al parecer, el trabajador se apuntó a una carrera de 6 kilómetros (distancia extraña porque suelen ser de 5 o 10 kilómetros) que como todas las pruebas populares, a pesar de disputarse con dorsal, no suelen tener oficialmente carácter competitivo. Debido a su lesión solo pudo aguantar un kilómetro y medio y abandonó la prueba. Inicialmente, en el primer juicio, se consideró que con su concurso en la carrera el trabajador o bien había simulado la lesión o la actividad deportiva perjudicó su recuperación. A pesar de llevar 15 años en la empresa, el trabajador fue despedido. "Al no tratarse de una lesión grave no se puede aplicar la máxima sanción y por lo tanto el despido es improcedente".

Sin embargo, según agrega la web elderecho.com, existen fallos favorables al despido por realizar algún tipo de deporte estando de baja. Así, en el 2008, también en el País Vasco, se despidió a una persona por jugar un partido de fútbol teniendo una lesión en el hombro. En Asturias, en el 2006 se admitió el despido de un trabajador por practicar windsurf, a pesar de su lesión en la muñeca.

0 Comentarios
cargando