Ir a contenido

REAPARICIÓN DEL DELANTERO SUECO

Ibrahimovic, tras volver a jugar: "Los leones no se recuperan como los humanos"

El delantero sueco vuelve a los terrenos de juego a los 36 años y tras siete meses de baja por lesión

Albert Guasch

Ibrahimovic, en su reaparición ante el Newcastle.

Ibrahimovic, en su reaparición ante el Newcastle. / REUTERS/ CARL RECINE

Old Trafford volvió a aplaudir a Zlatan Ibrahimovic. Cuando faltaban 14 minutos para cerrarse el encuentro entre el Manchester United y el Newcastle, Jose Mourinho dio la oportunidad al delantero sueco de sentirse de nuevo futbolista y colaborar en el claro triunfo sobre el equipo de Rafa Benítez (4-1). Ibrahimovic llevaba siete meses fuera de los terrenos de juego por culpa de una rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla.

Sorprendentemente, Ibrahimovic, de 36 años, acortó en un mes los plazos de recuperación de una lesión que parecía poner fin a su carrera. Mourinho no dejó de animar a un futbolista que es ante todo un portento físico. Cuando ayer saltó al césped de Old Trafford en el minuto 76 como reemplazo de Anthony Martial, la grada se entregó y le dedicó una enorme ovación.

Con el dorsal 10 a la espalda –la temporada pasada lució el 9–, Ibrahimovic tocó pocos balones, pero tuvo una buena ocasión, un remate de volea muy a su estilo desde dentro del área que detuvo el portero Rob Elliot. 

"Sé lo que hago"

Zlatan fichó por el conjunto de los diabos rojos la pasada campaña, en la que disputó 46 partidos, marcó 28 goles –máximo artillero del equipo– y levantó tres títulos: la Liga Europa, la Copa de la Liga (EFL Cup) y la Community Shield. El sueco renunció a su salario durante el tiempo de inactividad en el club y se desvinculó del United el pasado 30 de junio, antes de firmar, el 24 de agosto, un contrato por una temporada. 

Le preguntaron tras el partido si había estado preocupado por si no podía volver a jugar. "No. Los leones no se recuperan como los humanos", aseguró con su bravuconería habitual. "Es un día diferente, pero vuelvo con la misma calidad. No estoy preocupado, para nada. Sé lo que hago y lo que tengo que hacer. He entrenado muy duro y he sacrificado mucho. He jugado (al fútbol) en mi cabeza, ahora solo tiene que seguirme la rodilla. Quiero devolver la confianza y ayudar al equipo", señaló. 

Con su victoria ante el Newcastle, el United estableció un récord en la historia del club de 38 partidos sin derrota en casa y se mantiene como el más firme perseguidor del Manchester City de Pep Guardiola, intratable en la Premier con ocho puntos de ventaja.

Mourinho celebró también el regreso de Paul Pogba tras dos meses de baja. El francés fue titular y marcó el tercer tanto tras una asistencia magistral de Rashford. Los otros fueron obra de Martial, Smalling y Lukaku. 
 

0 Comentarios
cargando