Ir a contenido

SIETE MESES DE SANCIÓN

Duro castigo para Evra por su salvaje patada a un aficionado

La UEFA sanciona siete meses al lateral y el Marsella rescinde su contrato

Evra propina una patada a un aficionado el pasado 2 de noviembre.

Evra propina una patada a un aficionado el pasado 2 de noviembre. / AFP

La salvaje patada 'al estilo Cantona' que propinó Patrice Evra a un aficionado del Marsella le ha costado muy cara. La Comisión de Control y Disciplina de la UEFA ha suspendido al veterano jugador francés hasta el próximo 30 de junio de 2018, por lo que no podrá participar en ningún partido de competiciones europeas de clubs. También le ha multado con 10.000 euros.

El lateral francés, de 36 años, fue expulsado el pasado día 2 antes del duelo de la cuarta jornada de la Liga Europa jugado en Portugal contra el Vitoria (1-0), ya que al escuchar los comentarios de un aficionado de su equipo se dirigió hacia donde estaba situado este, tras una valla de publicidad en uno de los fondos del estadio Afonso Henriques de Guimaraes, y le dio una patada en la cabeza.

"Error irreparable"

El jugador fue conducido después a los vestuarios y a continuación el árbitro le mostró la tarjeta roja por su acción. La UEFA ha confirmado este viernes su castigo y, poco después, el Marsella ha anunciado también la rescisión del contrato del defensa.

El club, que ha destacado el papel desempeñado por Evra en la recuperación del equipo desde su llegada en enero de 2017, ha asegurado que el jugador cometió en Guimaraes un "error irreparable" que no se justifica por "las provocaciones indignas de un puñado de individuos".

Amenazas a la familia

El Marsella ha señado que, por su experiencia, Evra debía tener un comportamiento ejemplar "que inspirara a los jóvenes". En ese contexto ya no se daban las condiciones para que  Evra pudiera cumplir su misión de forma serena y, sobre todo, eficiente. Las dos partes han acordado cesar su colaboración de común acuerdo", agrega el comunicado.

El Marsella también ha criticado la actitud de un grupo de aficionados que "insultaron y amenazaron verbalmente con una inusitada violencia al jugador y a su familia y después invadieron el campo en contra de la reglamentación".

0 Comentarios
cargando