Ir a contenido

LA BATALLA CONTRA LA INTOLERANCIA

La Liga Profesional denuncia ante Competición y Antiviolencia los insultos a Míchel en el Camp Nou

El técnico del Málaga tuvo que escuchar gritos de "maricón, maricón" hasta en tres ocasiones

Carlos F. Marcote

Michel protesta al cuarto árbitro durante el partido Barcelona-Málaga.

Michel protesta al cuarto árbitro durante el partido Barcelona-Málaga. / JORDI COTRINA

La Liga de Fútbol Profesional (LNFP) ha denunciado ante el Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol (RFEF) y la Comisión Antiviolencia los insultos recibidos por Míchel, el entrenador del Málaga, durante el partido del sábado pasado en el Camp Nou.

Los observadores de la Liga recogen en su informe que el técnico malaguista fue insultado con gritos de "Míchel, Míchel, Míchel, maricón, maricón, maricón" al menos en tres ocasiones a lo largo del encuentro: en los minutos 4, 22 y 66. Las tres veces el cántico fue iniciado por un aficionado con un micrófono y durante varios segundos fue secundado por unos 500 aficionados locales integrantes del grupo ubicado en el Espai d'animació en Gol Norte, sectores 45, 46 y 47. Dicha actitud fue desaprobada de manera generalizada por el resto del público mediante una gran pitada en las tres ocasiones, según subrayan los informadores.


Se da la circunstancia de que Míchel se dirigió al juez de línea y al cuarto árbitro con la finalidad de que informaran al árbitro principal y este detuviera el encuentro. "¡Árbitro, para el partido. Me están llamando maricón!", le gritó al juez de línea. "Eso no se lo dices, ¡eh!", añadió, como puede verse en unas imágenes captadas por las cámaras del programa 'El Día Después', de Movistar+.

El colegiado, el asturiano González Fuertes, no recogió en el acta arbitral nada relacionado con los insultos al técnico malaguista. "Ninguna", se limitó a anotar en el capítulo de "otras incidencias", donde está obligado a recoger lo que suceda al margen de los hechos protagonizados por los jugadores y técnicos de ambos equipos.

Celta-Atlético

En el partido Celta-Atlético, unos 150 aficionados locales, ubicados en la grada de gol, en su parte más cercana a tribuna, y tras varias varias pancartas con las inscripciones “Irmandiños”“Celtarras”“Siareiros Celta Vigo” y “Tropas Breogan”, entonaron en varias ocasiones de forma coral y coordinada “Ehhh... cabrón, hijo de puta, maricón, español", dirigido al portero rojiblanco Oblak y ya cerca del final los mismos seguidores del Celta gritaron "Tucu, mátalo, Tucu, mátalo".

Llamamiento

La Liga Profesional recuerda en su nota que cada semana remite a la RFEF un escrito con los incidentes violentos que se producen en todos los estadios del fútbol español, especialmente los que sufren los árbitros, a vez que se insta de manera urgente en la necesidad de convocar a la Comisión de Seguridad, Respeto y Tolerancia. "Ante estos escritos y requerimiento, la RFEF guarda silencio", lamenta la patronal fútbolística. 

0 Comentarios
cargando