PREVIA DEL CELTA-GIRONA

Unzué y Machín, el reencuentro de dos amigos

El técnico del Girona fue el segundo en el Numancia del actual entrenador del Celta

Pablo Machín, en un partido del Girona.

Pablo Machín, en un partido del Girona.

Se lee en minutos

Jordi Danés / Girona

Balaídos no es un campo cualquiera para el Girona. Fue el escenario de su bautizo en la Liga de Futbol Profesional aquel ya lejano 30 de agosto del 2008. El equipo rojiblanco, dirigido entonces por Raúl Agné, hizo saltar la banca en Vigo con una victoria contra todo pronóstico (0-1) gracias a un gol de Jaume Duran, un jugador incorporado a la plantilla profesional del Girona la semana anterior procedente del Palamós, de Tercera División.

El conjunto de Montilivi, que hacía 50 años que no estaba en el segundo escalón del futbol español, se impuso a un rival que ya tenía experiencia incluso en la Champions League. Fue un aterrizaje con mayúsculas del Girona en la división de plata y un partido que quedará siempre en la historia del club.

Lejanos enfrentamientos

Con posterioridad a aquel 0-1, el Celta y el Girona se encontraron tres veces más en Balaídos en Segunda A. El balance es de dos victorias gallegas y otro sonado triunfo gerundense. La trayectoria de unos y otros ha querido que hoy se reencuentren en Primera División. El Celta lleva seis cursos consolidado en la élite y el Girona está dando sus primeros pasos en lo más alto.

El Girona visita el campo del Celta (viernes, 21.00 horas), el mismo escenario en que el club gerundés debutó en el fútbol profesional en el 2008

De aquel primer enfrentamiento de hace 9 años, pocas cosas quedan. Curiosamente, el único jugador que sigue en el club rojiblanco es el goleador, Jaume Duran, pero ahora enrolado en el Girona C (Segunda Catalana) después de haber jugado solo un año en Segunda A y haberlo hecho posteriormente en el Palamós (cinco temporadas en dos etapas) y el Peralada (tres temporadas), siempre en tercera.

Machín decidió llevarse a Vigo a los 20 jugadores que tiene disponibles. La expedición viajará este mismo viernes en chárter y volverá volando a Girona después del partido. Los cuatro futbolistas que se han quedado sin subir al avión por causas de fuerza mayor son los lesionados Muniesa, Timor, Granell y Eloi Amagat. El técnico deberá descartar primero a dos (para el acta arbitral) y posteriormente a otros siete (para formar el once).

La teoría dice que jugadores como Borja o Stuani, que no tuvieron ni un solo minuto ante el Barça, recuperarán la titularidad. "Nuestro sistema está bastante definido y no va a distar mucho de un partido normal", comentó Machín.

Falta de gol

Te puede interesar

El Girona llega al duelo con urgencias, pues son cuatro partidos sin marcar (422 minuts sin ver portería ajena) y un balance de 1 punto de 12 posibles que han hecho que el equipo fuese perdiendo posiciones en la clasificación. El técnico reconoció que le preocupa la falta de gol: "Me gustaría marcar uno cada tres ocasiones. Chutamos mucho pero no tenemos acierto, que es una cosa fundamental para la confianza".

Curiosamente, Machín tendrá en el banquillo rival a un buen amigo como Juan Carlos Unzúe, quienes coincidieron en el Numancia cuando Unzué tomó las riendas de primer equipo y Machín fue su segundo (2010-11). "Hablamos a menudo y largo y tendido, pero esta no es la mejor semana porque ambos estamos muy centrados en el partido".