04 jul 2020

Ir a contenido

Allyson Felix iguala las 14 medallas de Bolt y Ottey

La estadounidense araña un bronce en los 400 metros en los que se lesiona la campeona olímpica Miller-Uibo

Gerardo Prieto / Londres

Felix entra tercera en la final de los 400 metros.

Felix entra tercera en la final de los 400 metros. / EFE / SRDJAN SUKI

La californiana de 31 años Allyson Felix está alcanzando cotas de leyenda en el atletismo. No tiene el carisma de Usain Bolt ni la popularidad en su día alcanzada por la jamaicana (y luego eslovena) Merlene Ottey, pero ha empatado a ambos en número de medallas conseguidas en campeonatos del mundo (14) tras lograr subir este miércoles al podio en una final de 400 metros con un desenlace rocambolesco.

Felix no ha logrado la victoria a la que estaba destinada en la revancha de la final olímpica del año pasado en Río frente a Shaunae Miller-Uibo (Bahamas). En la ciudad brasileña, Miller se lanzó en plancha sobre la línea de llegada para arrebatarle el oro a la gatuna Felix. Esta vez no le hacía falta, porque a menos de 20 metros del final iba primera destacada. Pero entonces la bahameña se ha lesionado y, cojeando ostensiblemente, ha caído hasta la cuarta plaza, superada por Phyllis Francis (EEUU) Salwa Eid Naser (Bahréin), que en el último momento ha dejado a Felix con el bronce.

Pese al inesperado tropiezo, Felix acumula 9 oros, 3 platas y 2 bronces en los seis Mundiales en los que ha participado, y en Londres todavía puede enriquecer su botín en los 4x400 del próximo domingo.

"Honestamente, no pienso en el total de medallas conseguidas ni en lo que eso significa. Abordo cada año como si fuera el primero y me concentro en mis objetivos. Supongo que cuando acabe mi carrera será el momento de mirar atrás y apreciar lo que he hecho", asegura la atleta estadounidense, hija de un predicador y con creencias profundamente religiosas.

Allyson, que siempre ha puesto su talento al servicio del Sumo Hacedor, suma ya 23 medallas (15 de oro; 11 en pruebas individuales) entre Mundiales y Juegos Olímpicos. En los últimos, en Río 2016, la pequeña velocista de Los Ángeles (1,68) logró dos oros en los dos relevos, pero el de 400 se le escapó por milésimas por la jugarreta de Shaunae Miller-Uibo.

"Todo salió mal el año pasado, pero decidí no pensar mucho en aquello y concentrarme en defender mi título mundial, había asegurado Felix, que es la mujer con más oros olímpicos (6) y, empatada otra vez con Ottey, con más medallas (9).

Temas Atletismo