Ir a contenido

EL FINAL DEL CULEBRÓN PERICO

El Espanyol traspasa a Caicedo al Lazio por 2,5 millones de euros

La marcha del delantero ecuatoriano, que llevaba tres años en el club blanquiazul, permitirá hacer más fichajes

Raúl Paniagua / Barcelona

Quique Sánchez Flores corrige a Caicedo en un entrenamiento del Espanyol de la pasada temporada.

Quique Sánchez Flores corrige a Caicedo en un entrenamiento del Espanyol de la pasada temporada. / JORDI COTRINA

Parecía que nunca llegaría el momento, pero ya es una realidad. Felipe Caicedo es oficialmente nuevo jugador del Lazio. Después de ser el clásico protagonista del mercado perico en verano y en invierno, el delantero ecuatoriano al fin deja el Espanyol.

Su traspaso comportará 2,5 millones al club catalán. No es una cifra excesiva, pero su venta era necesaria. Entre su alta ficha y otras partidas, el ahorro que supone para la entidad el adiós del ecuatoriano ronda los seis  millones.

103 partidos, 24 goles

Caicedo deja el cuadro blanquiazul después de disputar 103 partidos oficiales y lograr 24 goles. Su rendimiento ha ido bajando con el tiempo. El curso pasado solo marcó dos tantos. Su marcha era prioritaria. Llegó incluso a tener una bronca con Quique Sánchez Flores cuando se autoexpulsó ante el Eibar y nunca estuvo cómodo en el proyecto del técnico madrileño. 

El club ha agradecido "la profesionalidad y los momentos de alegría con los que ha hecho disfrutar a la afición" en una nota en la web oficial. Lejos queda aquella multitudinaria presentación del 2014 en el estadio Cornellà, a la que asistieron más de 500 ecuatorianos. Prometía mucho Caicedo, que fue fichado con la carta de libertad procedente del Al Jazira

La ficha más alta

Eso comportó que tuviera ahora la ficha más alta de la plantilla. Su blindaje fue la primera decisión de Chen Yansheng, pero ahora era obligatorio vender. En el 2016 estuvo cerca de repetir etapa en el Málaga, que pagaba cinco millones, pero se rechazó la oferta. Caicedo también ha jugado en el BasileaManchester CitySporting de PortugalMálagaLevante Lokomotiv de Moscú.

El adiós de Caicedo propicia la llegada de otros refuerzos. "Tenemos clarísimos los objetivos", ha proclamado Quique, que espera una "mayor flexibilidad esta temporada" para tener a sus jugadores más frescos. 

Un central, lo primero

La prioridad es la defensa. El primero en llegar puede ser Naldo, el central brasileño del Krasnodar ruso. Su cesión con una opción de comprar de dos millones está cercana. Al técnico le encantaría volver a tener a Diego Reyes, pero el Oporto le ha dado dorsal y cuenta con otras ofertas. La puja será complicada. 

Si no pudiera concretarse el regreso del mexicano, se mirarían otras opciones comoun mediocentro (David López ya se considera con seguridad que jugará de central) y un delantero, aunque no es el primer objetivo. Dídac Vilà, que sigue con su contencioso con el AEK, también podría firmar. 

En el capítulo de salidas, se busca destino para Paco Montañés, Rober Correa y Diop, por quien se espera ingresar algo de dinero en un traspaso. El canterano Melendo podría ser cedido para tener más minutos.

Amistoso con bronca contra el Twente (0-0)

El Espanyol empató con el Twente holandés (0-0) en su cuarto partido de la pretemporada. El encuentro no tuvo demasiada historia hasta el minuto 60, cuando el árbitro expulsó  a Piatti y los jugadores pericos, secundados por el técnico Quique Sánchez Flores, se encararon con el árbitro Bas Nijhuis,  que se marchó y suspendió el choque durante 10 minutos. En la reanudación el colegiado echó a Oosterwijk por agredir a Mario Hermoso (m. 78). 


El técnico madrileño se mostró crítico con el comportamiento del árbitro. «Venimos a jugar un amistoso y nos encontramos con una actitud chulesca y rarísima, muy sobrado con los jugadores», apuntó Quique. «Ha faltado el respeto al equipo y hasta que no nos hemos quedado con 10 no se ha quedado tranquilo». El Espanyol se medirá el domingo (15.00 horas) con el Hamburgo, mientras que el 10 de agosto se enfrentará al Nápoles.