Ir a contenido

ESCALOFRIANTE GOLPE

Pedro, hospitalizado con una conmoción cerebral

El jugador del Chelsea se llevó un tremendo golpe de Ospina, portero del Arsenal, durante un amistoso en Pekín

David Ospina, el portero del Arsenal, arrolla a Pedro, del Chelsea.

David Ospina, el portero del Arsenal, arrolla a Pedro, del Chelsea. / AP / Mark Schiefelbein

Pedro Rodríguez, el jugador canario del Chelsea, ha sufrido este sábado una conmoción cerebral en el encuentro amistoso que ha disputado contra el Arsenal en Pekín, según ha confirmado su entrenador, Antonio Conte, en rueda de prensa. "Creo que ha tenido una conmoción cerebral, y nuestro médico ha decidido llevarle al hospital para que le traten adecuadamente", ha explicado el técnico italiano, que ha añadido que Pedro "debería estar bien".

En el minuto 27 de la primera mitad, el delantero internacional español chocó con el portero rival, el colombiano Ospina, tras lo que tuvo que ser sustituido y, aunque abandonó el terreno renqueante, no necesitó ser trasladado en camilla. Conte confirmó que Pedro no viajará con el equipo esta noche hacia Singapur, donde se incorporará a la concentración el también delantero español.

Costa, asunto cerrado

Pedro "se quedará en Pekín. No sé si pasará la noche en el hospital, pero si está bien viajará mañana para reunirse con nosotros en Singapur", indicó el entrenador. 

El técnico, interpelado acerca de la posible salida de Diego Costa, reiteró que no quiere "hablar de jugadores que no estén aquí" (el delantero obtuvo permiso del club para no acudir a la gira asiática) e insistió en que es "una situación que está cerrada para mí".

Batshuayi se reivindica

En cuanto al partido, celebrado en el Nido de Pájaro, el estadio que albergó los JJOO del 2008, el campeón de la Premier se impuso por 3-0 con un fútbol intenso y vertical. Batshuayi avisó con un gol anulado por fuera de juego, antes de que Willian anotara el primero con un disparo cruzado (m. 42). Dos minutos después, Batshuayi volvió  a batir a Ospina con la zurda. El delantero belga reivindicó su candidatura a la titularidad, amenazada con la llegada de Morata, al anotar el 3-0 a los cinco minutos de la reanudación.